Embed

MIAMI.- Las discrepancias entre el alcalde de la Ciudad de Miami, Francis Suárez, y su homólogo del Condado Miami-Dade, Carlos Giménez, se han acrecentado durante la pandemia por situaciones que van desde la suspensión de eventos públicos, el cierre de establecimientos comerciales y las ayudas federales para afrontar la crisis desatada por el coronavirus.

Xavier Suárez, exalcalde de Miami, actual comisionado condal y aspirante al primer cargo público del condado más poblado de la Florida, en declaraciones a DIARIO LAS AMÉRICAS entró a terciar en el escenario que protagonizan su hijo Francis y el alcalde Giménez. “Esto solo se soluciona con diálogo”, afirmó.

Te puede interesar

En opinión del veterano político de origen cubano, lo que ha faltado es “más comunicación”, pero también que el alcalde Giménez “consulte las medidas antes de tomarlas” con la Comisión del condado y los ediles de los 34 municipios de Miami-Dade.

“Sin previo aviso y sin consultar a los comisionados [del condado] ni a los alcaldes municipales, el alcalde [Giménez] impuso de nuevo otra restricción sobre los restaurantes. Esto ha sido muy dañino”, aseguró.

Al respecto, Giménez dijo en Actualidad 1040 que “al menos una vez por semana me reúno con la Liga de Ciudades de Miami-Dade [cuyo propósito es ‘unir los intereses de todos los municipios del condado en pos de un beneficio común’]”. “No puedo hablar con los 34 alcaldes”, apuntó.

Según el comisionado y candidato Suárez, como miembro del órgano legislativo del Condado “algunas veces me llama el jefe de Despacho [de Miami-Dade], Alex Ferro, para informarme de algo que va a implementar el alcalde o por alguna orden ejecutiva que ya ha sido firmada”.

Una muestra de la “desconexión” que habría entre el alcalde Giménez y los ediles de las diferentes localidades del condado, a juicio de Suárez, es el reclamo que han hecho algunos mandatarios locales, entre ellos Francis Suárez, en cuanto a los fondos destinados por el Gobierno federal para la atención de la pandemia en Miami-Dade.

“Se les había dicho a los 34 municipios que se iban a repartir 135 millones de dólares, ahora la cifra se redujo a 30 millones de dólares. Estas cosas no deberían pasar, somos el mismo gobierno, el mismo pueblo, los mismos que pagamos los impuestos. Aquí no hay competencia entre un condado y una ciudad principal que es Miami”, declaró.

Sobre este conflicto, el alcalde Suárez anunció que estaba analizando la posibilidad de tomar “acciones legales” contra el Condado. Sin embargo, más tarde el edil Giménez salió al paso de los cuestionamientos de Suárez y sostuvo que las ciudades tienen que solicitar el reembolso de esa partida conforme a una carta dirigida a los municipios en la que explicó cómo se deben reclamar esos fondos.

“Todos los residentes recibirán su parte justa”, dijo Giménez, quien apuntó que “hay un alboroto y mucha gente no sabe de qué están hablando”, en clara alusión a lo indicado por el alcalde de Miami.

Acorde con el aspirante a la alcaldía de Miami-Dade, “estas cosas no deberían estar ocurriendo; deberían sentarse y consultarse” y advirtió que “si se ponen de acuerdo, Miami echa adelante y luce bien a nivel nacional e internacional; si se pelean, como si fueran enemigos, luce mal”.

¿Qué haría Suárez si es electo alcalde condal?

Las elecciones primarias tendrán lugar durante los primeros días de agosto. En Miami-Dade apuestan por reemplazar a Carlos Giménez, además de Xavier Suárez, los también candidatos Daniella Levine Cava, Esteban Bovo y Alex Penelas, así como los activistas comunitarios Carlos DeArmas, Monique Nicole Barley y Ludmilla Domond

Suárez afirmó que como edil del Gran Miami frente a la pandemia “no tomaría decisiones sin consultar” porque, según sus palabras, hay vidas en riesgo, pero también los negocios de muchas personas.

El político cuestionó que Giménez haya adoptado un toque de queda a nivel del condado. En este sentido, dijo que “un toque de queda se decreta si hay un ciclón, por ejemplo, que afecta a todo el condado”.

En su opinión, esa medida produce mejores resultados “a nivel de una ciudad o un área relativamente pequeña que esté afectada por disturbios, un ciclón o una epidemia”.

El 2 de julio pasado, cuando Giménez volvió a ordenar el toque de queda en su jurisdicción, aseguró que esa acción era necesaria para “atenuar el alza de casos del COVID-19 y proteger a nuestros residentes”.

Asimismo, Suárez planteó reparos al cierre de parques y playas en Miami-Dade de cara al avance del COVID-19. “La gente necesita ejercitarse, salir a caminar”, subrayó.

Al anunciar esa medida, Giménez justificó esos cierres tras advertir que “son lugares que reúnen grandes multitudes”.

Adicionalmente, Suárez señaló: “Los 400 empleados para que la gente tenga distancia social, yo los hubiera puesto a limpiar, a recoger cosas o hacer pruebas de COVID-19, incluso a hacer mascarillas”.

Ese personal fue destinado por Giménez a tareas de control y preservación de las normas de seguridad cuando decidió reabrir los parques y otros espacios públicos en Miami-Dade.

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Más de millón y medio de electores se han inscrito para votar en Miami-Dade y decidir, entre otros puestos, el de alcalde condal. Si la elección fuera hoy, ¿por quién votaría Usted? (aparecen por orden alfabético)

Monique Nicole Barley
Esteban Bovo Jr.
Carlos DeArmas
Ludmilla Domond
Daniella Levine Cava
Alex Penelas
Xavier Suárez
ver resultados

Las Más Leídas