SEÚL.- El abuso sexual es tan frecuente en Corea del Norte que "prácticamente está aceptado en el día a día", según señala un estudio sobre violencia sexual elaborado por la organización de derechos humanos Human Rights Watch (HRW), hecho público hoy en Seúl.

Las mujeres, señala el estudio, están expuestas e indefensas ante la violencia sexual por parte de funcionarios del Partido Comunista, el único en el país, así como de empleados estatales.

La organización defensora de los derechos humanos acusa a la cúpula que lidera Kim Jong-un de no hacer nada contra el maltrato a las mujeres, ampliamente extendido en el país. Además a las mujeres se les tapa la boca, se aseguró en la presentación del informe.

"El contacto sexual no voluntario y la violencia son tan normales en Corea del Norte que se aceptan como parte del día a día", se afirma en el comunicado de Human Rights Watch, que para la elaboración del estudio se basa en entrevistas con refugiados del país, aislado internacionalmente.

Las norcoreanas contaron que una mujer no tiene otra opción que cumplir con las exigencias de un funcionario que tiene poder cuando la "busca". No importa si se trata de una exigencia de "sexo, dinero u otro favor". Entre los agresores señalados figuran destacados mandos del partido, funcionarios de prisiones, agentes de policía, fiscales y soldados.

abuso sexual en corea del norte.jpg
Mujer siendo interrogada por un investigador de la policía secreta. Los exdetenidos dicen que los investigadores de la policía secreta pueden acosar fácilmente a las detenidas durante el interrogatorio.
Mujer siendo interrogada por un investigador de la policía secreta. Los exdetenidos dicen que los investigadores de la policía secreta pueden acosar fácilmente a las detenidas durante el interrogatorio.

"Las norcoreanas probablemente también dirían 'Me Too'", si supieran que van a tener justicia, dijo el director ejecutivo de la organización, Kenneth Roth, en referencia al movimiento en las redes sociales de denuncias de abusos #MeToo.

Human Rights Watch instó al Gobierno en Pyongyang a reconocer el problema con la violencia sexual y asegurarse de que las autoridades lo tratan como delito. Según indicó HRW, la organización consultó con 54 mujeres para hacer el informe así como con ocho ex funcionarios, que dejaron el país tras la llegada al poder de Kim Jong-un 2011.

FUENTE: dpa
 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el reconteo de votos en Florida despejará las dudas sobre el ganador en el senado y la gobernación?

Las Más Leídas