MADRID — El gobierno de coalición de España, liderado por los socialistas, anunció el martes un recorte de los impuestos a la energía y la imposición de un impuesto temporal sobre las ganancias de las empresas energéticas en un intento por reducir las facturas de electricidad de los consumidores, que se han disparado a niveles récord y han generado protestas.

La ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, dijo que las medidas urgentes del gobierno responden a una situación “sin precedentes” que ha surgido en un momento “delicado”, mientras la economía se recupera de los efectos de la pandemia de COVID-19 y se acerca el invierno.

Te puede interesar

Los precios de la electricidad doméstica han subido un 35% durante el año pasado, dijo el martes la agencia de estadísticas de España.

El alza de los precios para el consumidor es también un problema en otras naciones europeas y Ribera envió recientemente una carta a la Comisión Europea recalcando la necesidad de reformar el mercado eléctrico comunitario.

Las galopantes subidas han enojado a la población y aumentaron la presión de las asociaciones de consumidores sobre el gobierno.

El precio mayorista de la electricidad es más de un 250% más alto que el de hace un año.

El aumento galopante continuó el martes, cuando el precio mayorista promedio rompió su récord anterior y alcanzó los 173 euros (204 dólares) por un megavatio-hora de electricidad, 19 euros (22,4 dólares) más que el día anterior. El aumento se sentirá con fuerza en los hogares españoles, que utilizan en gran medida tarifas flexibles.

El paquete de medidas del gobierno español para abordar el fuerte aumento incluye un nuevo impuesto hasta marzo sobre las ganancias inesperadas que han obtenido las empresas de energía, que son el resultado de la forma en que se calculan los precios mayoristas de la energía.

Los funcionarios dicen que durante las subastas de energía diarias el gobierno paga todos los megavatios que compra de diferentes fuentes de energía al precio más alto de todas. Eso suele ser la electricidad generada por gas, cuyo precio se ha disparado.

En consecuencia, incluso si la electricidad se produce a partir de energía renovable barata, a las empresas se les paga al mismo precio que el gas mucho más caro, lo que significa precios artificialmente altos y ganancias inesperadas para las empresas.

FUENTE: Con información de AP

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 41.95%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.42%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.63%
49943 votos

Las Más Leídas