El SEMA Show es la exposición de automóviles personalizados y accesorios automotrices más grandes del mundo, que se realiza en el Centro de Convenciones de Las vegas desde el año 2013, y atrae a más de 70.000 compradores, tanto domésticos como internacionales. Son más de dos mil expositores, que exhiben cerca de dos mil vehículos y presentan unas de tres mil partes, herramientas y componentes, algunas de ellas listas para convertirse en los productos más calientes del mercado. Este año, la fiesta de SAMA tuvo lugar entre el 31 de octubre y el 3 de noviembre, y varios fabricantes de automóviles aprovecharon la oportunidad para presentar algunos de sus productos más atractivos.

Fiat Chrysler Automobiles presentó la nueva generación del Jeep Wrangler 2018. Ellos alegan que es el SUV más capaz, porque entrega una mayor dosis de la legendaria capacidad Jeep 4X4, un diseño moderno que se mantiene fiel al concepto original, trenes motrices más eficientes y avanzados, y más opciones para disfrutar al aire libre. También incorpora más elementos de seguridad y tecnología que nunca antes. El diseño único del nuevo Wrangler incluye la reconocida parrilla delantera, los icónicos faros delanteros redondos y traseros cuadrados y a sus mejoras aerodinámicas se le suma un parabrisas abatible para los puristas de la conducción todoterreno. El nuevo Jeep Wrangler 2018 brinda decenas de combinaciones de puertas, techos y parabrisas.

Toyota exhibió una verdadera colección de 18 vehículos, entre ellos un homenaje a su producto más vendido, el Toyota Camry, pero también el emocionante crossover utilitario C-HR, en una versión de altísimo desempeño, que luego de ser probada extensamente en pistas de carreras, produjo vueltas con resultados inclusive mejores que los de autos como el McLaren 650S Spyder, Porsche 911 GT3 RS y Nissan Nismo GT-R, en la pista de Willow Springs, en California. Al Toyota C-HR R-Tuned lo impulsa el motor de serie de 4 cilindros, con un sistema especial de turbo-alimentación, que le permite producir 600 caballos de potencia y 550 libras pie de torsión, una transmisión automática de 5 velocidades y tracción delantera, para desarrollar una aceleración de 0 a 60 millas por hora en apenas 2.9 segundos.

Ford obtuvo en la edición del SEMA Show de este año, los galardones al Hatchaback más caliente y al Camión Ligero más caliente, con sus modelos Focus y F-Series. Ford, que este año, una vez más, fue el fabricante que más productos exhibió, 50 en total, ha ganado 15 de los 33 premios a los vehículos más calientes, desde que los galardones comenzaron a entregarse en el año 2010. Las versiones de mejor desempeño, ST y RS del Ford Focus, siguen atrayendo compradores en todo el mundo, mientras que el pick-up de tamaño completo de la marca sigue siendo el más popular de su categoría. El Ford F-150, camión ligero más vendido en los Estados Unidos, ha recibido el premio al camión ligero más caliente en siete de las ocho oportunidades en que ha sido entregado.

Por los lados de General Motors, Chevrolet presentó su versión Hot Wheels del Camaro, en su edición 50º Aniversario. Los compradores del auto deportivo podrán ahora personalizarlo con los colores y algunas características clásicas de los modelos de juguetes, tales como las líneas características y la pintura en el singular color naranja. El paquete de personalización Hot Wheels tendrá un costo de $4,995 y estará disponible en los modelos Camaro 2LT y 2SS, coupé y convertible, a partir del primer trimestre del 2018. Chevrolet presentó también el concepto de su camión ligero de tamaño mediano Colorado, en su versión ZR2 AEV, que fue creado en colaboración con el fabricante de vehículos para fuera de camino American Expedition Vehicles. Viene impulsado por un motor 2.8L Duramax turbo-diesel, que deja al popular pick-up listo para enfrentar aventuras nuevas aún más exigentes.

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario