Si la llave de Argentina, Uruguay, Brasil, Francia o Bélgica es demoledora en esta Copa del Mundo, la de Croacia, Rusia, Suecia e Inglaterra es la de los sueños.

En los partidos de este sábado se enfrentaron Inglaterra-Suecia y Croacia-Rusia, uno de los equipos que estará discutiendo la Copa del Mundo junto a Francia o a Bélgica.

Inglaterra-Suecia

Inglaterra sueña, más de medio siglo después, con otro título. Los suecos nunca respetaron el favoritismo inglés y perdieron solo uno de los ocho partidos entre ambos. Pero Rusia 2018 es, quizás, el principio del fin de su maldición, pues ya derrotaron a Colombia en tanda de penales, su primera victoria por esta definición en Copas del Mundo.

La selección que dudó sobre su asistencia mundialista está haciendo historia. Las relaciones diplomáticas entre Rusia e Inglaterra se quebraron, tras el asesinato del exexpía ruso Serguei Skripal y su hija, exiliados en Reino Unido, condicionando la expulsión de 23 diplomáticos rusos.

Sobradas razones insuflaron al partido una aureola de ensueño. Andreas Granqvist, el capitán sueco, estuvo feliz por jugar cuartos de final, pero reafirmó que el nacimiento de su hija fue maravilloso. Fabian Delph, viajó a Inglaterra para la llegada de su tercero y sustituyó a Delle Alli en el minuto 77. Uno de los gestos más bellos lo protagonizaron los daneses, quienes rentaron un avión para que su compañero, Jonas Knudsen, conociera a la hija nacida en la fase de grupos.

Inglaterra estaba dispuesta a legitimar su presencia en semifinales. Suecia jugó con su inamovible 4-4-2, un sistema de juego que me rememora el simplismo para armar los muebles de Ikea.

Young cobró un córner por los ingleses en el minuto 30. Harry Maguire buscó el balonazo y batió de cabeza la puerta de Robin Olsen para imponer el 1-0. Fue poco lo que hicieron los escandinavos para lograr el empate en el resto del primer tiempo.

En el 58 de la segunda mitad se reafirmó la fuerza inglesa en el juego aéreo. Dele Alli fue consecuente con Gareth Southgate, quien aseveró que está haciendo un “fantástico trabajo” para Inglaterra, al sentenciar de cabeza el 2-0 con que finalizó el juego.

Los ingleses no sufrieron para vencer a Suecia. Aun cuando los “tres leones” no capitalizaron los espacios suecos para aumentar la diferencia. Pero neutralizaron con eficacia las bandas impidiendo el contragolpe escandinavo, frenado durante dos o tres amenazas por Jordan Pickford, y ratificaron que no es gratuito que sea el cuarto portero más caro de la historia, solo superado por Gianluigi Buffon, Ederson Moraes y Manuel Neuer.

Inglaterra está en semifinales después de casi tres décadas. A quienes gustan de las estadísticas, igualó los 11 goles de la Copa del Mundo 1966, cuando siendo anfitriones fueron campeones.

¿Evidenciará que van por más o sobrevendrá una sequía goleadora?

Croacia-Rusia

Rusia llegó a cuartos de final eliminando a España, la mayor sorpresa de este mundial. Croacia se jugaba estar presente en semifinales, por segunda vez en la historia de la Copa del Mundo. El genio futbolístico Davor Suker, presidente de la Federación de Fútbol croata y artífice de la presencia en las semifinales de Francia 1998, dijo: “hay que morir luchando”, mientras el técnico Zlatko Dalic señaló: “Fracasar no es una opción”.

Algunos medios de prensa rusos definieron metafóricamente el partido como un juego de ajedrez, donde aseguraron, lo harían con piezas blancas. La alusión establecía una simbiosis entre la fortaleza ajedrecistica de Rusia y los cuadros, en forma de tablero, de la camiseta croata.

Si en los minutos iniciales ambos equipos presionaron a la puerta del rival, la ineficacia del ataque ruso llevó a que cerraran sus líneas sobre el 25, reduciendo al mínimo los espacios como en el juego con España.

Pero en el minuto 31 Cherychev volvió a mostrar sus habilidades y metió un golazo desde los 20 metros que dejó estupefacto a Subasic. Sin embargo, en el 39 una jugada de laboratorio de Croacia devolvió el empate, cuando Mandzukic buscó a Kramaric por el sector izquierdo, quien de cabeza batió la puerta de Igor Akinfeev para poner el 1-1.

Los últimos minutos de la segunda parte evidenciaron el empuje ruso. El partido fue a tiempo extra empatado 1-1.

En el 99 Vida cabeceó un tiro de esquina y encontró el espacio entre los jugadores rusos. Dejó estupefacta no solo a la defensa, sino al propio Akinfeev. Jugando el 114 Dzagoev cobró un tiro fuera del área, rematado con precisión por Fernandes e imparable para Subasic. El partido terminó empatado 2-2.

Una vez más se definió en tanda de penales, fallados por los rusos Smolov y Fernandes, mientras Kovacic lo hizo por los croatas.

Ivan “El terrible” Rakitic sentenció la victoria de Croacia, que vuelve a estar en semifinales. Solo que en aquella oportunidad golearon a Alemania 3-0 y ahora sufrieron frente a Rusia, que entregó el corazón en la cancha.

Si a la manera inglesa, después de la victoria a primera hora de los “tres leones”, pudiera sentenciar: “¡Dios salve a la reina, Dios salve a Inglaterra!”, en los minutos finales del partido Croacia-Rusia, tras la garra mostrada por los rusos, bien pude aseverar: “¡Dios salvó a Croacia!”.

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el reconteo de votos en Florida despejará las dudas sobre el ganador en el senado y la gobernación?

Las Más Leídas