domingo 3  de  marzo 2024

El capitán Araña

Además, el origen del sustantivo hincha y el primer hincha de la historia

nMuchos hemos usado alguna vez la frase: u201cFulano (a) es como el capitán Araña u201d. Sin embargo, no muchos sabemos quién fue el capitán Araña.

nLa respuesta la encontré en la obra de José María Sbarbi y Osuna (1834 - 1910). Este sacerdote, filólogo y musicólogo español está considerado el pionero de la paremiología moderna, disciplina encargada de estudiar refranes, proverbios, adagios, sentencias.

nJosé María Sbarbi, basándose en el testimonio de fuentes fidedignas, aclara el origen de la expresión u201cParecerse al patrón, Araña u201d, en su libro Florilegio o ramillete alfabético de refranes y modismos comparativos y ponderativos de la lengua castellana. Allí se puede leer: u201cEl patrón Araña embarca, y él se queda en tierra u201d.

nSbarbi cuenta que, a principios del último tercio del siglo XVIII, cuando eran enviados españoles a las Américas para combatir insurrectos en las entonces colonias españolas, existió un capitán de buque, quien era conocido como Arana (apellido que el vulgo transformó luego en Araña), del cual se rumoraba que recorría el litoral de la Península Ibérica para reclutar gente, sin que él emprendiera viaje alguno hacia el Nuevo Mundo. n

Pero hay otras versiones. José María Iribarren, en su obra El porqué de los dichos, se inclina a suponer que este capitán era portugués y de apellido Aranha, cuya pronunciación es u201caraña u201d. Por su parte, José Gella Iturriaga, en su Refranero del Mar, incluye el siguiente dicho: u201cEllos eran tres: Araña, Pincho y Cortés u201d, y precisa que hace alusión a tres marineros naturales de Cádiz, España, quienes debieron de ser famosos por su afán de trabajar poco y de eludir las faenas a bordo.

n nEl primer hincha del fútbol n

El periodista uruguayo Ricardo Soca en La fascinante historia de las palabras y en Nuevas fascinantes historias de las palabras, afirma que el primer hincha del fútbol vivió en Montevideo, Uruguay, a comienzos del siglo XX, y trabajaba en el Club Nacional de Fútbol, el segundo club en antigüedad de ese país.

nEste singular personaje, de profesión talabartero, se encargaba de inflar (hinchar) los balones en el Parque Central, la sede del Nacional. Su nombre era Prudencio Miguel Reyes, y lo conocían como u201cEl gordo Reyes u201d o u201cEl hincha u201d, según señala Ricardo Soca. n

Todo parece indicar que este fanático del fútbol dejaba escuchar su potente voz cuando jugaba el Club Nacional, y exclamaba: u201c u00a1Arriba, Nacional! u201d. Lo hacía con tal pasión, que otros aficionados decían asombrados: u201c u00a1Mira como grita el hincha! u201d.

nDe esa manera, nació para el mundo de habla hispana el sustantivo hincha, que tanto usamos actualmente cuando nos referirnos al u201cpartidario entusiasta de un equipo deportivo u201d, como se define en el Diccionario de la lengua española (DRAE). n

Ahora, me despido hasta el próximo sábado, si Dios lo permite. u00a1Hasta entonces!

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar