* Luis Corona

¿El crimen organizado secuestra las democracias en América Latina? Esta interrogante fue magistralmente respondida en el Diálogo Presidencial celebrado recientemente por la Cátedra Mezerhane, en el Miami Dade College, promovido por el Grupo IDEA. La respuesta a la inquietante pregunta fue afirmativa para cuatro naciones: Bolivia, Cuba, Nicaragua y Venezuela. Los análisis fueron enriquecedores, a la luz de la experiencia que como gobernantes han tenido los participantes, los expresidentes Lacalle, de Uruguay; Pastrana, de Colombia; Rodríguez, de Costa Rica; Frei, de Chile; Mahuad, de Ecuador y Quiroga, de Bolivia, acompañados por Luis Almagro y Asdrúbal Aguiar.

Particular análisis se hizo del inédito caso Venezuela, un país plenamente secuestrado por el crimen organizado, por el narcotráfico internacional, la guerrilla colombiana, por organizaciones terroristas del mundo y mafias dedicadas al lavado de dinero, al tráfico de personas y al negocio ilícito de oro y otros minerales preciosos.

Este mismo tema lo abordamos en los foros “Hacia un Estado Efectivo” y “Democracia y Autoritarismo”, realizados en Florida International University, promovidos conjuntamente por VenAmérica y el Observatorio Hannah Arendt, el 2 de diciembre de 2017 y el 23 marzo del presente año. ¿Por qué la coincidencia en el tema de análisis y en los objetivos? Simple, porque para el logro de un Estado efectivo debe existir auténtica democracia, que permita el desarrollo de la gobernanza y la gobernabilidad, para el crecimiento integral del pueblo y quienes nos han gobernado como demócratas, en las últimas décadas, no han respondido a estos objetivos por la inconsistencia en las políticas aplicadas, por personalismos y prácticas de corrupción.

En estos foros obtuvimos interesantes conclusiones, particularmente cuando afirmamos: “Es hora de proponer y discutir instrumentos que permitan, a lo interno de los países del continente, avanzar en la perfectibilidad del sistema democrático y de su acción gubernamental, para cumplir los cometidos fundamentales de este sistema político, y para que se retome el alcance de logros basados en justicia, paz y libertad, en el desarrollo integral del hombre. Lo anterior va de la mano de la participación y control social, y cambios en los mecanismos electorales”.

El fracaso de la Cuba socialista y el desmembramiento de la Unión Soviética, léase el fracaso del comunismo, motivó el surgimiento del Foro de Sao Paulo, que hábilmente integrado establece estrategias bien definidas para la toma del poder en las naciones del Continente, apoyado en el financiamiento del crimen organizado y de naciones involucradas con el terrorismo desestabilizante de la paz mundial, recibiendo luego el aporte económico de la Venezuela chavista. El foro de Sao Paulo continúa estableciendo líneas estratégicas para infiltrar las organizaciones políticas en el Continente y las instituciones estatales con indiscutible éxito, al imponer el nefasto Socialismo del Siglo XXI en no pocos países del continente.

De estos foros, resultan escenarios importantes para el intercambio de opiniones y para dar luz al camino a seguir. Debemos responder primero, ¿cuál ha sido la penetración del crimen organizado en las sociedades y gobiernos de América?, para luego abordar otra no menos importante y urgente cuestión: ¿qué medidas y acciones se deben adoptar?

Avanzar en este camino es defender la democracia, la estabilidad, la seguridad y la justicia en nuestro Continente.

*presidencia@venamerica.org

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el reconteo de votos en Florida despejará las dudas sobre el ganador en el senado y la gobernación?

Las Más Leídas