Estamos a pocos días de realizarse las elecciones del medio término, previstas para el día 6 de noviembre del presente año. Es imposible ante la total polarización política del país, no poder emitir opinión sobre este importante evento institucional, que algunos piensan convertir en una especie de “plebiscito” contra la administración del Presidente Donald Trump, al extremo que algunos venezolanos, con todos sus derechos en un sistema democrático, han expresado algunos sus simpatías por los candidatos de Trump, el partido republicano y otros por los candidatos del partido demócrata. En ambos casos plenamente justificados sus posturas electorales, siempre impere el respeto, la tolerancia y la madurez política, entre nosotros, porque al día siguiente de las elecciones en USA, sigue y continua la lucha contra la dictadura de Maduro, que nos requiere totalmente unidos en pensamiento y acción. Así funciona la democracia.

El estado de Florida se ha convertido en este proceso electoral, en el centro de las millonarias inversiones en apoyo a determinados candidatos de uno y otro bando, especialmente en las candidaturas de los demócratas Gillium a la gobernación, Bill Nelson al senado, y Donna Shalala como Representante Federal Dto. 27, contra la propuesta republicanas de Ron De Santis, Rick Scott y María Elvira, quienes están muy activos defendiendo con pundonor su postulados programáticos y electorales. Los candidatos Carlos Curbelo, (R) y Mario Diaz Balart (R) aparecen consolidados en sus respectivos distritos, asegurando de esa forma, esas dos posiciones en la Cámara de Representantes para la llamada “marea roja” como han denominado esta histórica jornada democrática.

La “joya de la corona” es Florida, con las posiciones de gobernador, senador y representante federal del Distrito 27 de Miami, para ambos partidos, de allí que las posiciones se estrechan cada día más, a pesar del ambiente virtual, creado y promovido por la influencia notables de los medios tradicionales de comunicación TV, emisoras, prensa y la incorporación de las encuestadoras a la campaña activa, como un instrumento de mercadeo y publicidad, quienes manipulan abiertamente a los electores vendiendo la sensación de triunfos adelantados, buscando la captación de nuevos votantes y el funcionamiento de la llamada “economía del voto”.

En mi opinión existen dos “mundos” separados por realidades distintas. Uno virtual que vende y trata de crear una percepción general de que sus candidatos están ganando con altas diferencias porcentuales, cuando la realidad es que estudiamos las fichas técnicas de cada una de esas investigaciones, y ellas presentan elementos de cuestionamiento severo e irrespeto a las propias normas técnicas, por ejemplo, de seleccionar, determinar y concluir con sus “resultados”.

Ejemplo si usted defina una muestra de 750 personas a ser entrevistadas debe buscar un equilibrio entre los tres segmentos, determinando un porcentaje igual entre demócratas, republicanos e independientes, si alguno de ellos esta alterado sus resultados finales estará sesgado y adulterados, los cual haría de esa muestra fraudulenta, solo para uso de promoción política parcializada con un determinado candidato. Muestras D 45% ,R 25%. Indep.30%, a quien cree usted que favorece esa encuesta.? Es allí cuando aparecen por el arte de magia de la manipulación porcentual en las “grandes diferencias”.

Otra forma de engaño es dividir en segmentos una respuesta determinada para favorecer a su candidato de preferencia. ¿Si usted pregunta te gusta comer arroz chino? ¿Mucho: 40% algo menos de mucho: 30%, ¿Casi nada: 20 %, ¿Nada: 10%, lo lógico es que se sumen al final las respuestas sinónimas, y al final se establecen dos claros porcentajes 40+30%= 70 % le gustan comer arroz chino y 20+10%= 30% no le gustan. En las encuestas de Florida que favorecen a los candidatos demócratas a Senador y Gobernador, usando este tipo de manipulación numérica, solo se toman en cuenta los porcentajes de las primeras muestras, sin ser sumadas al final, siendo este el resultado 40% 20%. Otra manera de hacer “crecer” las candidaturas predilectas.

El otro mundo real y verdadero, es el contacto personal a través los llamados “rally”, lo cual deja mucho que desear de la capacidad de liderazgo y poder de convocatoria de los candidatos demócratas, muy poco exhiben los medios que los apoyan en estos eventos. Traer un candidato desde Thallassee para reunirse con pocas personas en el sur de Florida, es un signo de debilidad manifiesta, mientras el Presidente Trump rompe récord de asistencia a sus eventos, en forma voluntaria y de masiva asistencia en todo el país. Un fenómeno y liderazgo político en ascenso.

Por lo tanto, tengo la convicción que al final en este mundo real, las maquinarias y las correctas estrategias de movilización y campaña electoral se impondrá, como consecuencia de un trabajo colectivo que hará posible con emoción el triunfo en Florida del nuevo Senador Rick Scott, del Ron De Santis como gobernador y de María Elvira como Representante Federal Distrito 27, cada uno de ellos exhibiendo su mayor potencia electoral sobre sus adversarios demócratas.

El Partido Republicano mantendrá el control del Congreso Federal nuevamente. Estos son mis números, productos de los análisis de diversas encuestas nacionales, entre ellas la empresa Real Clear Politics: Senado: Republicanos: 53 Demócratas: 47 = 100 senadores. Cámara de Representantes: Republicanos 224, Demócratas 211. Mayoría 218 =435 Representantes.

Como la política es dinámica y sorpresiva a veces, como ciencia este sujeto a cambios imprevisibles, nuestro deber es alertar sobre el tipo de manipulación de las encuestadoras para favorecer a candidatos perdedores.

La Florida como “corona” apetecida, será siendo republicana. A Dios gracias.

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el reconteo de votos en Florida despejará las dudas sobre el ganador en el senado y la gobernación?

Las Más Leídas