El enjambre de cámaras, micrófonos y profesionales de la comunicación, por sí solos, anunciaban el gran acontecimiento.

— Camaradas y camarados: -abrió fuegos el diputado a la Asamblea Nacional Constituyenta - los hemos convocado para rendirle cuentas al Pueblo, pero, también para taparles las bocotas a la burguesía, la ultraderecha, al fascismo, los escuálidos, en general, todos los hdp. ¿No decían que nosotros no investigábamos los pretendidos actos de corrupción hasta las últimas consecuencias? ¿Ah? ¿No hacían, con ese pretexto, mofas a costa de nosotros, abnegados servidores del Socialismo del Siglo XXI? Pues aquí lo tienen. Pa’ que se metan esa lengua por el … bolsillo. Últimas consecuencias habíamos prometido y últimas consecuencias, hemos de presentar, en persona, en ♪una mañana tan linda como ésta♪.

Te puede interesar

De pronto, a empujones, arrastradas, por esbirros del SEBIN, dos ancianas enjutas, tambaleantes, muy asustadas, fueron conducidas al presídium. Un rumor de dudas, primero y luego, de desaprobación se esparció por aquel salón.

— ¿Qué tienen qué ver dos nonagenarias con los casos de corrupción, impunes hasta ahora?, reclamó un reportero preguntón, que siempre estorban.

— ¿Qué tienen qué ver? ¿Ah? –replicó el honorable diputado-. Que hoy les presentamos a las morochas Consecuencia. Sin hermanos, sin hijos, primos, sobrinos, ni parentela que las sobreviva. Filomena Consecuencia y Bartolina Consecuencia. Además de vírgenes, se irán de este Mundo sin ver, ni un canzoncillo de varón, siquiera, colgado en el tendedero. Son las últimas Consecuencias. ¿Quién lo puede negar? A ellas me refería cuando les prometimos investigar, los depósitos en los bancos de Miami y Andorra, los nexos de la Hiena Cucuteña y del presidento de esta honrosa Asamblea Nacional Constituyenta con el tráfico de “Perico, la destrucción del medio ambiente con motivo del fementido Arco Minero con la asistencia técnica de los miembros del ELN y los residuos de las FARC. ¿No querían que lo hiciéramos hasta las últimas Consecuencias? Pues nos fuimos hasta el ranchito de las morochas Consecuencia en San José de Barlovento, estado Miranda, mero centro de la República Bolivariana de Venezuela y se las trajimos. En persona. Todas suyas. Semos gente de palabra. ¿Y usted, señor, por qué protesta? ¡Usted es un conspirador, señor! ¡Guardias, guardias, detengan al ciudadano! Y de paso aprovechen y me zampan a este par de viejas en el INOF. ¡Pa’ que acaben de ser las últimas Consecuencias, de una buena vez y se sepa que así, así, es que se gobielna!

@omarestacio

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Considera que el régimen cubano está relacionado con la droga hallada en Panamá dentro de unos contenedores con destino a Turquía?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas