Creo que fue mi padre, hombre de credenciales laborales impecables, como tantos de su generación, quien siempre me aconsejó me dedicara a un oficio por el cual sintiera apego en todos los sentidos. “Buena parte de tu vida profesional vas a estar más horas en un centro laboral que en tu propia casa”.

Ya he explicado, en otras ocasiones, que mis primeras aspiraciones profesionales tenían relación con la economía. Quería ser rico, como algunos de mis amigos. Sin embargo, hubo un giro a la educación, que cada día agradezco más. Me involucré en la primera institución que me dio la oportunidad de acceder a los estudios universitarios. Por supuesto, en aquellos inicios, Miami Dade College no era, ni con mucho, el lugar que presido desde hace algunas décadas.

Fue forjando un desarrollo significativo desde hace poco más de medio siglo, al igual que ha ido creciendo y diversificándose la comunidad a la cual sirve con orgullo. Es legítimo afirmar que, hoy por hoy, el College es Miami y viceversa.

Todos sus reconocidos valores académicos, sociales y culturales, sin embargo, se deben, en muchos sentidos, a la creación de un espacio ideal para laborar, pues de nada vale ser el lugar de las oportunidades, un verdadero igualador social, sin garantizarle a los hacedores del empeño, de la magia, si se quiere, el sitio ideal que requieren para tan magna tarea.

Cuando alguien se refiere a Miami Dade College, a sus empleados, y su facultad, siempre lo hace con agradecimiento y respeto y no es para menos.

Traigo estos hechos a colación porque quiero compartir con ustedes, amables lectores, un hecho que nos viene honrando durante los últimos diez años y es el de figurar en la lista de “Mejores colleges para trabajar”, según encuesta de la prestigiosa revista The Chronicle of Higher Education.

La encuesta contiene varias categorías. MDC recibió distinciones en las siguientes: Administración colectiva; Confianza en el liderazgo principal; Diversidad; Programas profesionales/de desarrollo de carreras; Respeto y aprecio; Relaciones con supervisores o jefes de departamentos; y Entorno de enseñanza (profesores solamente).

La jefa de redacción de la publicación, sin duda, entre las más reconocidas del campo universitario, explica la importancia de figurar en la encuesta, que es bien conocida por quienes buscan posiciones laborales académicas: “Es la señal de que el empleado es valorado y se le otorgan oportunidades de crecimiento, incluso cuando se enfrentan restricciones financieras. Cualquier college o universidad presente en la lista es una demostración de su énfasis en uno de sus valores más apreciados: sus profesores y personal”, señaló Liz McMillen.

Vale la pena señalar que MDC recibió la distinción junto a otras notables instituciones como la Universidad de Notre Dame, la Universidad Quinnipiac y la Universidad del Sur de California, entre otras.

La encuesta evalúa dos partes: una auditoria institucional que capta los componentes demográficos y políticas del centro de trabajo, y otra administrada a una muestra al azar de profesores, administradores y personal profesional de apoyo en cada institución. Es importante subrayar que la opinión de los empleados resulta capital para elegir a los mejores.

El director y socio gerente de la firma consultora ModernThink LLC., Richard K. Boyer, contratada por la publicación para administrar la encuesta, revela un punto de vista que nos confirma cuan merecido tiene el College este premio a sus valiosos méritos académicos y laborales: “Es más fácil lograr un buen centro de trabajo en tiempos buenos, pero cuando son difíciles, se pone a prueba realmente la calidad del sitio laboral”.

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que la actuación de la Comunidad Internacional en el caso venezolano ha sido acertada?

Sí, no se le puede pedir más
Sí, pero falta aumentar la presión contra la dictadura
No, ha sido insuficiente
No, no debe meterse en los asuntos de los venezolanos
ver resultados

Las Más Leídas