Por Luis Corona* y Paciano Padrón**

Te puede interesar

Hacemos estas reflexiones luego del privilegio de participar, la semana pasada en Medellín, Colombia, en el escenario de la Asamblea General de la OEA, la cual aprobó con la más alta votación histórica obtenida hasta ahora -20 votos a favor, 7 en contra y 6 abstenciones- un acuerdo que desnuda la perversidad del régimen criminal que usurpa Miraflores y arrincona a Maduro. Allí estuvimos en representación de VenAmérica, junto a otros miembros de la sociedad civil venezolana que desde el país y la diáspora lucha por la libertad y la democracia.

Los cancilleres apoyaron “la restauración pacífica de la democracia en Venezuela, dirigida por el pueblo de Venezuela, guiada por la Constitución de Venezuela”, e instaron “a que se convoquen elecciones presidenciales libres, justas, transparentes y legítimas, lo más pronto posible”. La insistencia en las elecciones libres es ya recurrente en la OEA, en el Grupo de Lima y en la comunidad europea, así como en otras instancias y países que respaldan nuestra lucha. Por supuesto que una elección libre, debe ser plenamente libre, entiéndase sin sujeción alguna al régimen dictatorial, con un nuevo CNE y observación internacional.

La OEA consideró “que la situación en Venezuela constituye una emergencia humanitaria, y que la crisis de los migrantes y refugiados es uno de los mayores éxodos de la historia reciente”. En tres días escuchamos numerosas opiniones: “La causa de la migración tiene nombre: Nicolás Maduro. Para resolver la crisis, hay que atacar la causa: Maduro. ¿Por qué esta gente ha salido de Venezuela? Porque la perspectiva de vida se ha acabado en su país. Este fenómeno nos obliga a trabajar nuevas políticas migratorias”. Fue así como los cancilleres instaron a brindar “cooperación técnica y recursos financieros a fin de prestar asistencia a los migrantes venezolanos en los Estados de acogida”.

Pensaron los jefes de delegación en el drama de los venezolanos que permanecen en Venezuela. La enfermedad y el hambre son aliados de Maduro, en una política de Estado creada bajo las directrices de Cuba, para persistir en el poder a través del sometimiento de la población por necesidad. Los cancilleres solicitaron “el acceso libre para prestar asistencia humanitaria a las poblaciones más vulnerables”.

Para participar en las deliberaciones de la Asamblea General, constituimos la “Coalición por Venezuela”, integrada por organizaciones de la sociedad civil venezolana esparcida en el continente, que comentamos en nuestro artículo anterior. Decidimos que la Coalición no muera al cesar el 49° Período de Sesiones de la OEA, sino que perdure como organización continental de nuestra sociedad civil, defensora y promotora de los Derechos Humanos, las libertades y los principios democráticos, con el fin de integrar y articular acciones en respuesta a los requerimientos de Venezuela y de los venezolanos. Fue así como las organizaciones presentes se convirtieron en promotoras de la Coalición por Venezuela, e invitaron a toda la sociedad civil venezolana organizada en los distintos países de América, a sumarse con el carácter de fundadores de la Coalición, la que en pocos meses estará celebrando su segunda asamblea. Este es un buen paso para la institucionalización y organización de la diáspora unida. Te invitamos. www.venamerica.org.

*Presidente de VenAmérica

**Director Político de VenAmérica

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que EEUU debe aceptar la migración de Bahamas que busca refugio luego del desastre ocasionado por el huracán Dorian?

Las Más Leídas