Dally Peláez
Trabajadora Social, M-DCPS

Durante el pasado mes de octubre se celebró el mes nacional para prevenir el acoso. De vez en cuando, un padre de familia se acerca con preocupaciones que tienen acerca de sus hijos en edad escolar. Los mismos se preocupan porque los hijos están siendo víctimas de intimidaciones en el colegio. La intimidación, o “bullying”, es una experiencia común que viven muchos niños y adolescentes.

Varios estudios indican que más del 50 por ciento de los menores son intimidados en algún momento de su vida escolar y que por lo menos 10 por ciento son intimidados de una manera continúa de acuerdo a una investigación hecha por la National Education Association (NEA). La conducta de intimidación puede ser verbal o física.

Las niñas son generalmente más verbales cuando amenazan o intimidan a otros niños. Los niños tienden a usar amenazas o intimidaciones físicas sin importarles el sexo de las víctimas. En los últimos tiempos, con la influencia de la era digital, las amenazas se están experimentando también en los sitios de internet. Los niños que son víctimas de intimidaciones experimentan sufrimientos que pueden interferir con su desarrollo social y emocional.

Como padres, es importante que mantengamos atentos a los cambios de conducta en nuestros hijos, Sentimientos de impotencia o disminución de la autoestima, dolores de cabeza o de estómago frecuentes, sentirse enfermo o fingir una enfermedad. Cambios en los hábitos alimenticios, como saltarse comidas repentinamente o comer en exceso. Dificultad para dormir o pesadillas frecuentes. Disminución de calificaciones, pérdida de interés en el trabajo escolar o no querer ir a la escuela.

Pérdida repentina de amigos o evitación de situaciones sociales y otras pistas de que probablemente estén siendo víctimas de intimidación. Es importante enseñarles a los hijos a ser positivos. Anime a sus hijos a expresar sus sentimientos con claridad, cuando se sientan incómodos o presionados.

El sistema escolar de las Escuelas Públicas del Condado Miami-Dade (M-DCPS) ha creado planes y métodos para lidiar con situaciones de “bullying”. Por ejemplo, las personas pueden llamar anónimamente al número (305) 995-CARE (2273). También en el sitio web de las escuelas públicas http://studentservices.dadeschools.net/safe/students.asp, se explica que la intimidación es una violación de la ley. Además es importante que les expliquemos a nuestros hijos que no se puede intimidar a otros.

En nuestra página web también se enumeran ciertos puntos para que sepan qué es lo que se considera como la intimidación a otra persona. Si un niño se siente intimidado o si usted cree que su hijo o hija es víctima de intimidación, se le recomienda que se acerque a la oficina principal de la escuela para completar el formulario de Reportar Intimidación y Molestias Anónimo (Bullying and Harassment Anonymous Reporting Form).

Las M-DCPS siguen la creencia de que una escuela sin acoso es una escuela llena de bondad. Durante este meses animamos a nuestros empleados a celebrar actividades de prevenir el acoso o intimidación en las escuelas. Además revisamos los puntos claves para tener escuelas libres del acoso. Entre los puntos claves se encuentran: la existencia de un lugar donde se pueda reportar cualquier caso de acoso, intimidación u abuso que sea asequible, que se revise con frecuencia, con procedimientos que sean fáciles de acceder por todas las partes interesadas. Además, que todos los empleados del plantel o edificio estén familiarizados con la política del Distrito de Intimidación y Acoso y que todos se sientan confortables con la cantidad de capacitación que han recibido. Es importante también que se impartan clases de prevención de acoso y que los empleados estén asignados a monitorear áreas del edificio donde el acoso puede ocurrir, por ejemplo: la cafetería, las escaleras, los pasillos, etc.

Una vez que se reporte un caso de acoso e intimidación, La investigación del mismo debe de comenzar de parte de un administrador en un periodo de 24 horas después de ser reportado y los padres de ambos, la víctima y el supuesto acosador deben ser notificados inmediatamente.

Las M-DCPS además tienen en existencia varios programas para prevenir el acoso, la intimidación y los abusos en los planteles:

  • El programa de apoyo de LGBTQ y la red SAFE Network (Student Allies For Equity).
  • Values Matter Miami que enseña valores claves.
  • El programa Sandy Hook Promise Program que mejora las conexiones entre los estudiantes y empleados.
  • El programa de anti-discriminación No Place for Hate.
  • Las iniciativas de Bienvenida a la Escuela que recalca el respeto, la familia, el amor y la inclusión.
  • El apoyo de la fundación de Lady Gaga “Born This Way Foundation” que está concentrada en actos de bondad y salud mental.
  • Información a las escuelas con actividades para el mes de prevención del acoso.
  • Desarrollo profesional para los empleados en prevención del acoso y estrategias de intervención.

Todos estos programas, iniciativas y capacitaciones nos ayudan a inculcar en nuestros hijos que debemos tratar a otros como nos gusta que nos traten también. Como padres tenemos la responsabilidad de comenzar esta enseñanza en casa. Las M-DCPS se comprometen en hacer de todas nuestras escuelas un lugar de bondad y seguridad donde se puede aprender sin ningún temor.

Dally Pelaez, trabajadora social clínica, se desempeña como miembro del equipo de crisis del departamento de Student Services de las M-DCPS

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el reconteo de votos en Florida despejará las dudas sobre el ganador en el senado y la gobernación?

Las Más Leídas