Embed

La empresa Amazon está experimentando un sistema biométrico de pago, llamado "Orville", que escanea directamente las manos de las personas. Una cámara altamente sensible capta los puntos-líneas de las superficies y procesa e identifica la forma de cada mano. La información se conecta con una tarjeta de crédito o débito previamente depositada en la memoria del archivo. Con esta novedosa práctica los compradores les bastara con levantar la mano para efectuar un pago en Amazon. Lo más probable es que esta tecnología se consiga implementar hacia principios de 2020 y se utilizará de modo experimental en algunas tiendas de Whole Foods, aquí en los Estados Unidos.

Te puede interesar

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario