El estallido popular de aquel 5 de agosto de 1994 en La Habana, conocido como el Maleconazo, hace a muchos pensar en otra protesta de este calibre en Cuba.

Verano de 1994, Cuba, período especial

La economía se desangra. Escasez de comida y medicinas. Apagones constantes. La gente estaba harta, y un día, el 5 de agosto, el Maleconazo, en el cual cientos de cubanos se lanzaron al Malecón habanero para protestar contra el régimen de Fidel Castro.

Te puede interesar

Verano de 2022, 28 años después

Cuba también está inmersa en una crisis, también la economía se desangra, hay escasez de medicinas y alimentos, los apagones son constantes. La gente también está harta y en las calles hay frecuentes protestas populares diseminadas por todo el país.

“Las similitudes son claras; son protestas bajo o dentro de las mismas condiciones y circunstancias”, dijo desde La Habana el opositor Manuel Cuesta Morúa, quien posteriormente agregó que los 28 años transcurridos pesan mucho.

“Estamos frente a dos generaciones diferentes que se enfrentan en las mismas circunstancias. Esta vez, una nueva generación, por decirlo de alguna manera, en el poder, y otra nueva generación en la sociedad, y eso hace la importante diferencia de estos dos momentos", dijo el destacado opositor.

"Una generación en el poder, sin legitimidad, y una generación que no tiene el poder, ya más clara y consciente de sus derechos”, apuntó Cuesta Morúa.

El 5 de agosto de 1994, en pleno periodo especial, cientos de cubanos fueron hasta una zona del puerto de La Habana con la idea de salir del país.

Había rumores de la existencia de embarcaciones que estaban atracadas en ese lugar. Cuando la policía los dispersó, hubo una fuerte reacción y comenzaron las protestas por toda la Avenida del Puerto, que alcanzaron el Malecón en la zona de Centro Habana, con gritos de “Abajo Fidel, Abajo la dictadura”.

Embed

El periodista Reinaldo Escobar dijo, también desde La Habana, que las diferencias entre la Cuba de 1994 y la del 2022 son tan grandes que los hechos no admiten comparación.

“Yo nada más que te puedo decir que, ese día, sólo lo que pasó, pasó en La Habana y en el resto de las provincias, ni se enteraron. Se vinieron a enterar después, entre otras cosas, por Radio Martí y, ahora mismo, cuando hay la más mínima protesta en el más pequeño pueblo de Cuba, lo sabe la isla entera. Eso es una diferencia tremenda”, subrayó el editor del diario 14ymedio.

“Por otra parte, está la cosa subjetiva: en el año 94, todavía había gente que tenía esperanzas de que el proceso era viable y estaba un señor ahí, llamado Fidel Castro, que arrastraba gente y atemorizaba a mucha gente. Hoy la gente le ha perdido el respeto a los gobernantes y esto es fundamental porque, cuando la gente no le tiene ni respeto ni miedo a los gobernantes, entonces reaccionan de otra manera”, apuntó el periodista.

Incluso, acotó Escobar, hoy existe la posibilidad de algo impensable que sucediera en 1994, la remoción del gobernante Miguel Díaz-Canel, “una movida en las altas esferas que no era posible en el año 94 porque, en el año 94, estaba este señor (Castro) que no se movía a ninguna parte, no quería hacer ningún cambio, pero, ahora mismo, mañana mismo, en cualquier momento, puede ocurrir que haya una información oficial, una nota informativa, que el Consejo de Estado se reunió y tomaron la decisión de aceptar la renuncia del presidente”.

Con ese análisis difiere Manuel Cuesta Morúa, quien no vislumbra semejante escenario.

“Compatriota y amigo Reinaldo está operando con la lógica occidental y esto no responde a eso. No creo que, de alguna manera, se convoque para una operación de esa naturaleza, aunque es lo que tocaría en realidad”, sentenció.

Muchos analistas coinciden en que el gobierno no hace lo necesario para encontrar una solución a la crisis.

Embed

Aparecen en esta nota:

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.9%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.71%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.39%
23162 votos

Las Más Leídas