SAN JOSÉ.- Los cubanos conforman el segundo grupo de mayor deportación de Panamá, sólo superados por los colombianos y seguidos por los venezolanos, según el informe oficial del Servicio Nacional de Migración (SNM) del país centroamericano.

Entre los deportados los primeros cinco meses del año, el documento divulgado por la prensa local menciona 131 colombianos, 87 cubanos, 36 venezolanos, 29 nicaragüenses, 25 chinos, 22 ecuatorianos y 22 dominicanos.

También hubo 11 mexicanos repatriados, así como 10 pakistaníes, 7 hondureños, 5 brasileños, 5 salvadoreños, 5 guatemaltecos, 4 peruanos, 3 estadounidenses, 3 jamaiquinos, 3 checos, 2 canadienses, 2 haitianos, 2 kosovares, entre otras nacionalidades.

De los 425 extranjeros expulsados de Panamá entre enero y mayo pasados, la mayoría incurrió en violaciones a ley de inmigración, como el ingreso de modo irregular, amenaza para la seguridad colectiva, haber cumplido prisión en el país o permanecer indocumentados, así como atentar contra la seguridad pública, incurrir en conductas impropias o trabajar sin la visa correspondiente.

Por otra parte, el SNM reportó el retorno voluntario a su país de origen de 475 nicaragüenses, 209 colombianos, 149 venezolanos, 66 dominicanos, 25 hondureños, 21 cubanos, 19 chinos y 16 salvadoreños.

Antecedentes

Panamá no es el único país centroamericano que aplica medidas migratorias contra migrantes cubanos. Costa Rica ha rechazado desde sus fronteras a 119 cubanos durante los primeros 5 meses del año.

El rechazo es una medida administrativa que es aplicada a extranjeros que son sorprendidos de modo irregular al momento de ingresar al país por puntos no oficiales. El año pasado, Costa Rica devolvió a 1.200 cubanos a Panamá.

En el caso de Panamá, el país oficializó el pasado 31 de mayo la entrada en vigencia de un decreto que reduce de 180 a 90 días la estadía a turistas de Colombia, Venezuela y Nicaragua.

La entrada en vigor de la medida, anunciada con anterioridad por el presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, es parte de una política de endurecimiento de los controles de ingreso y permanencia de extranjeros.

El pasado 26 de mayo, Varela resaltó que la nueva regulación va dirigida a asegurar que las personas de estas nacionalidades “tengan los ingresos que certifiquen que vienen como tal (turistas)”.

Reingreso

El SNM ha detectado que muchos extranjeros utilizan la figura de turista para permanecer en el país, ya que cumplidos los 180 días reglamentarios salen del territorio por corto tiempo y vuelven a ingresar, de nuevo como turistas.

Esa situación llevó a que varias decenas de venezolanos quedaran varados en marzo pasado en Paso Canoas, la frontera entre Panamá y Costa Rica, aprovechando la Semana Santa para salir de territorio panameño pero las autoridades les impidieron el reingreso al constatar que tenía varias entradas y salidas como turistas.

La pujanza económica y estabilidad sociopolítica hacen de Panamá uno de los destinos más elegidos por muchos migrantes de la región, principalmente venezolanos, colombianos y centroamericanos.

El 33,4 % de los casi 58.000 inmigrantes que fueron regularizados en Panamá entre 2010 y 2014, por un polémico programa estatal llamado Crisol de Razas, ya abolido, son jóvenes de entre 15 y 29 años, según un informe oficial divulgado en 2016.

A poco de asumir su Gobierno en julio de 2014, Varela suspendió el Crisol de Razas, aunque en mayo de 2015 lo prorrogó por 6 años, alegando razones humanitarias, el permiso de residencia a unos 39.000 extranjeros que iban a entrar en la ilegalidad y que obtuvieron el visado a través de ese programa.

En el caso de los migrantes cubanos, a finales de mayo estaba un grupo de 120 en el albergue Los Planes, en Gualaca de Chiriquí, provincia fronteriza con Costa Rica. A ellos el presidente Varela le propuso volver a Cuba, buscar un tercer país alternativo que los reciba o gestionar su regularización migratoria en Panamá.

La Pastoral Social Cáritas de Chiriquí les asiste, pero como es usual en este tipo de situaciones, los cubanos permanecen en la incertidumbre.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario