Embed

MIAMI.- La crisis que vive Venezuela es uno de los capítulos más tristes de la historia contemporánea de América Latina de las últimas décadas. El hambre, la miseria, la falta de insumos y medicamentos, la destrucción de la industria nacional y el total colapso de la estatal petrolera dejan un panorama que aplasta las esperanzas de un pueblo que observa cómo su calidad de vida cada vez está más deteriorada.

Pero ante esta feroz circunstancia, el abogado venezolano Néstor Rincón realizó una ardua investigación en la que documentó 299 ejemplos de cómo naciones, ciudades o municipios en distintas partes del mundo salieron de la crisis en la que estaban sumergidos y lograron un éxito sostenido.

Ahora, este abogado nacido en el estado Zulia recorre la nación caribeña y varios países dando a conocer su libro titulado "299 ejemplos para ir de la crisis al éxito" donde demuestra que sí es posible sacar a Venezuela de la crisis y en poco tiempo.

Rincón explica que cuando alguien lograr un propósito lo lógico es hacer un plan para alcanzarlo, ya que se necesita un plan que lo oriente, lo guíe para determinar cómo lo va a lograr, qué estrategias va a usar, cuándo y con quién. “Luego de establecer esta estrategia, que es un proceso intelectual, junto con la visualización de diferentes escenarios y plantearte aquellos que te suenen más lógicos, comienzas a desarrollar una estrategia general y luego puntuales que van apoyándose en tácticas para ir avanzando hacia los objetivos o metas. A medidas que vayas avanzando vas midiendo si vas por el camino correcto y para eso existen los indicadores”.

Asegura que esto es lo que están haciendo los países modernos, desarrollados, como Estados Unidos, Japón y Alemania. Por lo que cita a ciudades como San Francisco que lo aplica desde 1981, cuando hubo una intensa crisis que afectó a los empresarios.

-Ése es uno de los casos más emblemáticos que usted tiene en el libro?

- Es emblemático porque allí comenzó la planificación estratégica para el desarrollo del resto de las ciudades de Estados Unidos, como Nueva York, Chicago y Miami, donde copiaron el modelo. Miami no tenía ninguno de estos rascacielos que tiene ahora. Estuve aquí en 1986 y era una ciudad grande, en la época de “Cara Cortada” y Miami Vice. Tenía unas casitas de madera que hacían las petroleras, todavía hay muchas en algunas zonas. Miami basa su espectacular desarrollo en organizaciones de planificación.

-En ciudades de Latinoamérica, cuál nombraría como el mayor ejemplo?-.

-En el capítulo 1 está el caso de la ciudad de Medellín. Hace menos de 20 años ésta era una ciudad quizás de las más peligrosas del mundo. Número 1 en homicidios; gobernada por hasta 500 bandas de sicarios con el temido Pablo Escobar Gaviria como jefe del cartel de Medellín. La gente estaba huyendo de Medellín a Estados Unidos. Unos años más tardes, Medellín es una de las ciudades más premiadas de todo el planeta en transporte, arquitectura, ambiente, actividades sociales y actividades de inclusión social y cultural, al punto de que Amanda Burden, que fue directora de planificación de Nueva York en 2015, en una entrevista dijo: “Yo le recomiendo a las ciudades de todo el mundo que si quieren desarrollarse vengan a Medellín, porque aquí hay un modelo de desarrollo”.

-¿Otro país emblemático?

Corea del Sur ya no es una ciudad sino un país que peleó una guerra con Corea del Norte. Allí hubo miles de muertos y todo quedó desbastado. Corea del Sur es diez veces más pequeño que Venezuela. Aplicando el mismo método han logrado construir en pocas décadas miles de parques industriales, algunos de los cuales son tan modernos que todo el material de construcción es reciclable. Además, tiene las marcas más emblemáticas de productos de consumo masivo.

-¿Este libro va a ser una propuesta de cómo sacar a Venezuela adelante?

-Sin duda alguna. Hasta que no conozca otra puedo decir que es la única y la primera documentada que hay en este momento. Este método en la forma como está explicado en el libro tiene una particularidad, es el mismo que promueve la ONU, la OEA, el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo. Además, está previsto en la Constitución Bolivariana de Venezuela en el artículo 299, cuyo artículo sexto, artículo primero, establece el sistema socio económico de la República, las reglas y las funciones del Estado en la economía. La solución es la planificación estratégica concertada entre el sector público y privado, la causa del caos de Venezuela ha sido lo contrario a eso; es decir, la improvisación.

-La falta de planificación. Podría mencionar los primeros pasos para comenzar una planificación próspera en el país?

-Lo primero que tenemos que hacer es que todos los venezolanos se enteren de este método. Y también los latinoamericanos para que en sus ciudades lo exijan. Y en los que existen, como el caso de Miami, lo mantengan. Todos los venezolanos deben saber que hay una solución a la crisis. Toca difundirlo de la manera más eficiente posible con un plan comunicacional que con recursos muy limitados, lo estamos desarrollando-.

“Al difundirlo y lograr el entendimiento de la gente logras el apoyo mayoritario y viene la exigencia de que eso se aplique. Para lograrlo en las ciudades, municipios, estados y a nivel nacional lleva una tácticas. Quizás algunos alcaldes, agobiados por los cortes de luz y la basura, les parecerá una bendición de Dios que los mismos ciudadanos exijan la aplicación del método de planificación estratégica porque el paso siguiente es que la autoridad municipal convoque a los consejos de planificación, como ocurre en Miami y Medellín”.

-Cuáles son las áreas más importantes a planificar?

-Cada ciudad tiene sus problemas y sus potencialidades. Tienes que lograr un balance entre el orden de la lista de problemas que necesitas resolver y las prioridades, así como el orden de las potencialidades para producir empleo, transformar materia prima en productos terminados, elevar el nivel de vida de la población y fortalecer la soberanía económica de cada municipio o ciudad. Esos son los objetivos específicos que apuntan al desarrollo humano y una vida digna.

El más importante en este momento para mi ciudad, Maracaibo, sería un plan específico para atender el problema del hambre, gente que come una vez al día, que baja de peso rápidamente. Y como todo plan debe llevar una evaluación, un análisis de la circunstancia del problema a atacar para ver cuál es la mejor macro y micro estrategia así como la táctica para abordarlo.

En el caso del hambre se debe establecer el número de personas a atender; el consumo de la población en cuanto a carbohidratos y proteínas, de manera de ir armando la situación. Luego hay que aplicar las mejores estrategias.

Cuando esto se hace concertado con la sociedad civil ayuda a que la iniciativa privada se sume, confía, invierta y comience a trabajar en función de los objetivos de la ciudad. Mientras no se haga así, está el gobernante solo, improvisando, dándose golpes, pero todo ese daño lo reciben los ciudadanos. Él se va fracasado, como le ha ocurrido a todos los gobernantes en Venezuela en los últimos 70 años, y queda el pueblo destruido y desdichado.

-En cuánto tiempo uds estiman esa reconstrucción, desde el día cero?

-Estoy seguro de que una vez de que llegue el equipo de trabajo con el plan estratégico en la mano en un año se recupera el país.

EBD

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cómo califica la respuesta de la comunidad internacional ante las elecciones ilegítimas en Venezuela?

Positiva y contundente
Insuficiente
Aún es temprano para calificarla
ver resultados

Las Más Leídas