viernes 14  de  junio 2024
EEUU

Alarma ante posible remoción de Cuba de la lista de patrocinadores del terrorismo

"En el corto plazo no hay ninguna intención de hacerlo, pero según sea necesario, vamos a revisarlo", admitió el secretario de Estado, Antony Blinken

Por REDACCIÓN/Diario Las Américas

MIAMI.- El pasado 16 de mayo, la Administración del presidente Joe Biden anunció que retiraba a Cuba de la lista de países que no cooperan plenamente en los esfuerzos de EEUU contra el terrorismo, una decisión que encendió las alarmas respecto a si el gobierno de EEUU sacará también a la isla, este año, de la lista negra de países patrocinadores del terrorismo, una medida que sirve para mantener el embargo a Cuba.

Esta semana, el tema fue objeto de un tenso diálogo entre la legisladora republicana, María Elvira Salazar, representante por Florida, y el secretario de Estado, Antony Blinken, en una sesión en la Cámara de Representantes.

Salazar interrogó a Blinken y le pidió que respondiera si hay planes de retirar a Cuba de la lista negra de países patrocinadores del terrorismo, lo que de acuerdo a la ley, debe revisarse antes del 21 de julio próximo.

Salazar, crítica de la política de Biden hacia Cuba, cuestionó la decisión de la actual Administración de remover a Cuba de la lista de países que no cooperan plenamente contra el terrorismo. La legisladora mencionó también la reciente visita de oficiales cubanos al Aeropuerto Internacional de Miami, que fue cuestionada por oficiales estadounidenses que consideraron que se le dio acceso a los cubanos a información sensible.

"Hace una semana el Departamento de Estado sacó a Cuba de la semi negra lista de países que apoyan el terrorismo... El lunes, los oficiales estaban en el Aeropuerto Internacional de Miami y estamos analizando cómo revisamos la lucha contra el terrorismo. Esos dos hechos son una indicación de que ustedes tienen toda la intención de sacar a Cuba de la lista de terroristas, pese a que Cuba apoya a Hamás, y alberga a terroristas fugitivos", planteó Salazar a Blinken en la sesión.

Seguidamente, el secretario de Estado justificó la decisión de retirar a Cuba de la lista de países que no cooperan plenamente con la lucha antiterrorista diciendo que al hacer la revisión anual encontraron que "hubo cambios en las circunstancias, incluyendo el hecho de que Colombia ya no estaba buscando la extradición de los miembros del ELN que estaban en Cuba".

Salazar inquirió entonces que "Cuba tiene fugitivos de EEUU... ¿va a sacarlos de la lista principal, de la lista negra de los terroristas o de la lista de los que apoyan el terrorismo?".

A lo que Blinken respondió: "en el corto plazo no hay ninguna intención de hacerlo, pero según sea necesario, vamos a revisarlo". Sin embargo, segundos después afirmó que "no creo que eso vaya a suceder antes de julio".

Salazar pidió a Blinken el compromiso de la Administración de no sacar a Cuba de la lista hasta el 5 de noviembre, cuando se celebran las elecciones presidenciales. Y Blinken volvió a negar que eso vaya a ocurrir: "ahora mismo lo que le puedo decir en términos del 21 de julio, (es que) eso no va a suceder".

Antecedentes

Ya en 2015, durante la segunda Administración de Barack Obama, de la cual Biden fue vicepresidente, el Departamento de Estado retiró a Cuba de la lista de patrocinadores del terrorismo, en el contexto del deshielo de las relaciones bilaterales promovido por Obama. La permanencia de Cuba en la lista era vista como un obstáculo en los esfuerzos por normalizar las relaciones entre Washington y La Habana, aunque ese régimen no ha dado señales de cambio en su política y mantiene a miles de opositores en las mazmorras.

En ese momento, Obama expresó en un mensaje al Congreso, que el régimen cubano “no ha ofrecido ningún apoyo al terrorismo internacional” durante por lo menos seis meses. También dijo a los legisladores que Cuba “ha ofrecido garantías de que no apoyará al terrorismo internacional en el futuro”.

Una funcionaria del Departamento de Estado describió en ese entonces a las garantías cubanas como “muy amplias y de muy alto nivel”.

A mediados de mes, cuando el gobierno de Biden anunció que retiraba a Cuba de la lista de no cooperadores en la lucha contra el terrorismo, un portavoz del Departamento de Estado dijo que además de que Colombia suspendió las órdenes de arresto contra los guerrilleros del ELN, "Estados Unidos y Cuba reanudaron la cooperación en materia de aplicación de la ley en 2023, incluida la lucha contra el terrorismo”. Esto llevó al gobierno del presidente Biden a concluir que “ya no es apropiado” incluir a Cuba entre los países “que no cooperan plenamente”, agregó.

Por su parte, Cuba, ha estado insistiendo en ser removida de la lista negra de países patrocinadores del terrorismo, ya que la medida implica sanciones a las empresas estadounidenses que hagan transacciones comerciales con la isla.

Si bien el gobernante designado de Cuba, Miguel Díaz-Canel, afirmó en la red social X que la decisión de EEUU constata “que Cuba coopera en la batalla contra el terrorismo”, consideró que EEUU “debería hacer lo correcto y coherente con esa posición: sacar a #Cuba de la lista arbitraria del Departamento de Estado y poner fin a medidas económicas coercitivas que lo acompañan”, publicó.

Cuba alberga fugitivos

A pesar de lo que diga el régimen para justificar ser sacado de la lista, son varias las razones que sostienen la permanencia de Cuba entre los países que patrocinan el terrorismo. En ese sentido, senador demócrata Bob Menéndez, ha denunciado que el régimen castrista proporciona refugio a fugitivos y terroristas estadounidenses, como Joanne Chesimard, implicado en el asesinato de un policía en Nueva Jersey.

"En el 2013, el gobierno de Cuba fue descubierto conspirando con Corea del Norte en el contrabando de aviones, baterías de misiles y otras armas en violación directa de las resoluciones establecidas por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas", explicó Menéndez en 2015, previo a que la Administración Obama anunciara la remoción de Cuba de la lista negra de países que patrocinan el terrorismo.

Por aquel entonces, Menéndez alertó que: "el absoluto desprecio a los estándares internacionales de seguridad por parte del régimen de Castro no debe ser recompensado con concesiones estadounidenses, cualquier decisión de quitar a Cuba de los estados patrocinadores del terrorismo debe ser recibida con una estrecha vigilancia por el Congreso”.

Asimismo, Menéndez ha indicado que Cuba protege al traficante de armas Charles Hill, buscado por el asesinato de un agente de la policía estatal de Nuevo México y el secuestro de un avión civil. También, mantiene en resguardo a Guillermo Morales, declarado culpable y buscado por su conexión con el ataque de bomba de Fraunces Tavern, en Nueva York, en 1975.

De igual forma, el régimen de Cuba ofrece refugio a terroristas vascos afiliados con Euskadi Ta Askatasuna (ETA), a pesar de las continuas peticiones de extradición presentadas por el gobierno de España. El Departamento de Estado ha designado a la ETA como una organización terrorista extranjera.

En marzo de 2015, el gobierno de Colombia incautó más de 100 toneladas de explosivos de grado militar y municiones traficadas transportadas ilícitamente a Cuba a bordo de un barco chino.

En junio del 2013, Cuba, en complicidad con el Gobierno de Corea del Norte, intentó traficar 240 toneladas métricas de armas - incluyendo aviones MiG, baterías de misiles, y explosivos - por el Canal de Panamá. Ese hecho constituyó la mayor violación de sanciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas contra Corea del Norte.

Miembros de alto rango de las fuerzas armadas Cubanas - incluyendo el exjefe de la Fuerza Aérea de Cuba, el general Rubén Martínez Puente, y los pilotos cubanos Lorenzo Alberto Pérez-Pérez y Francisco Pérez-Pérez –tienen investigaciones pendientes por el gobierno federal en los Estados Unidos a raíz del derribo de aviones civiles estadounidenses en 1996 operados por la organización humanitaria los Hermanos al Rescate.

Durante más de seis décadas, Washington ha impuesto a Cuba un embargo comercial que el expresidente Donald Trump (2017-2021) endureció al volver a incluir a la isla en su lista negra de patrocinadores del terrorismo, luego que Obama la sacara en 2015.

Embed

FUENTE: REDACCIÓN / Con información de AP/AFP/menendez.senate.gov

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar