El asesor de Seguridad de la Casa Blanca, John Bolton, aseguró este jueves en su cuenta de Twitter que EEUU no va a tolerar "el uso de fuerzas de seguridad como LA DGCIM por parte de Maduro como herramienta para reprimir a los venezolanos".

El mensaje de Bolton se produjo poco después de que el Departamento del Tesoro anunciara sanciones contra la Dirección General de Contrainteligencia Militar del régimen venezolano por su implicación en la muerte del capitán de corbeta Rafael Acosta Arévalo, un militar que murió como consecuencia de las torturas a que fue sometido mientras estaba bajo la custodia de las fuerzas represivas del régimen, según denuncia la oposición.

Te puede interesar

"Este es un primer paso para atacar este sector, en virtud del asesinato del capitán Acosta", escribió el asesor de Seguridad Nacional en Twitter.

John Bolton on Twitter

El Tesoro de EEUU dijo este jueves en un comunicado de prensa que la muerte del capitán Acosta "es solo el más reciente alarde de la brutalidad de una agencia conocida por sus métodos violentos" y reiteró que la Administración de Donald Trump está decidida a "acabar con el trato inhumano que el régimen de Maduro da a los opositores políticos, civiles inocentes y miembros de las Fuerzas Armadas en un esfuerzo por suprimir la disidencia".

Acosta fue detenido el pasado 21 de junio por la Dirección General de Contrainteligencia Militar junto a otros seis uniformados por su presunta implicación en la "Operación Libertad" convocada el 30 de abril último con la que el presidente encargado, Juan Guaidó, pretendía derrocar a Maduro, recuerda un reporte de Europa Press.

Murió mientras estaba bajo custodia de la DGCIM tras aparecer ante un tribunal en silla de ruedas e incapaz de hablar. La oposición sostiene que fue torturado y ha exigido una investigación internacional para esclarecer los hechos. El régimen, por su parte, ha abierto una investigación interna por la que ya han sido detenidos dos agentes de la DGCIM.

Aparecen en esta nota: