LA PAZ.- La renuncia de Evo Morales a la presidencia de Bolivia ha generado que diversos mandatarios de la región se pronuncien, unos a favor y otros en contra. La salida de Morales, tras 14 años en el poder y quien pretendía gobernar por cuarta vez consecutiva se dio en medio de la crisis política desatada tras el llamado a fraude electoral.

El Gobierno de Méxicol y el presidente electo de Argentina han expresado su rechazo al "golpe de Estado" contra el presidente de Bolivia, Evo Morales. El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, también se ha pronunciado pero esta vez a favor de la salida de Morales.

Te puede interesar

El presidente electo de Argentina, Alberto Fernández, y su "número dos", Cristina Fernández de Kirchner, han denunciado el "golpe de Estado" y han pedido elecciones "cuanto antes" a través del voto popular y sin restricciones de candidaturas. Por su parte, Cristina Fernández de Kirchner ha abogado por "pronunciamientos y acciones claras en defensa de la democracia".

Mientras, el secretario de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard, ha reprochado la "operación militar en curso". "La rechazamos. Es similar a aquellos trágicos hechos que ensagrentaron nuestra América Latina el siglo pasado. México mantendrá su posición de respeto a la democracia y las instituciones. Golpe no", ha remachado.

También el expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva ha denunciado el "golpe de Estado" en Bolivia contra el "compañero" Evo Morales. "Fue obligado a dimitir. Es lamentable que América Latina tenga una élite económica que no sepa convivir con la democracia y con la inclusión social de los más pobres", ha afirmado Lula en un mensaje publicado en su cuenta en Twitter.

Bolsonaro: "Cuando pierden, es un golpe"

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ha lamentado la escalada de tensiones en Bolivia pero ha cuestionado las críticas del dimitido Evo Morales, que ha dicho ser víctima de un golpe de Estado. "La palabra golpe la uso mucho la izquierda cuando pierde", ha advertido.

"Cuando ellos ganan, es legítimo. Cuando pierden, es un golpe", ha asegurado Bolsonaro en declaraciones a O Globo. No obstante, ha lamentado los problemas de seguridad derivados de la actual inestabilidad de Bolivia y ha dicho no quererlos en ningún caso, "ni contra la izquierda, ni contra la derecha".

Bolsonaro ha aprovechado para reclamar también una reforma del sistema de votación en Brasil, para que haya "un método seguro". "El que hay no sirve", ha afirmado el mandatario, que defiende el voto en papel en contra del criterio del Tribunal Supremo.

México ofrece asilo a Morales

El secretario de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard, ha ofrecido asilo al presidente dimisionario de Bolivia, Evo Morales, y ha anunciado que hasta 20 cargos políticos afines a Morales han sido acogidos en la residencia oficial del embajador mexicano en La Paz.

"México, de conformidad a su tradición de asilo y no intervención, ha recibido a 20 personalidades del ejecutivo y legislativo de Bolivia en la residencia oficial en La Paz. De así decidirlo, ofreceríamos asilo también a Evo Morales", ha apuntado Ebrard a través de Twitter.

Mientras, el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, ha explicado también a través de Twitter que será ya el lunes cuando México de a conocer su postura "con amplitud". "Reconocemos la actitud responsable del presidente de Bolivia, Evo Morales, quien prefirió renunciar a exponer a su pueblo a la violencia", ha apuntado López Obrador.

México, junto con Cuba, Venezuela y Argentina han rechazado el "golpe de Estado" contra Evo Morales que se ha consumado este domingo con su renuncia al cargo tras dos semanas de movilizaciones de la oposición y el pronunciamiento del Ejército y la Policía después de que la Organización de Estados Americanos denunciara graves irregularidades en las elecciones del pasado 20 de octubre.

Evitó una guerra civil

Ebrad ha declarado ante los medios que Morales , presentó su renuncia después de que se lo pidiera el Ejército y "para evitar una guerra civil".

En rueda de prensa, el ministro de Exteriores mexicano, Marcelo Ebrard, ha resaltado que después de que la Organización de Estados Americanos (OEA) dio a conocer su informe preliminar sobre las elecciones del 20 de octubre y pidió la repetición de la cita con las urnas, "Morales propuso realizar nuevas elecciones" apostando con ello por resolver por esta vía "los diferendos existentes".

FUENTE: Con información de AP y Europa Press

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario