ESPECIAL/CARACAS.- La primera ronda de conversaciones formales entre la Plataforma Unitaria Venezuela (que agrupa al gobierno interino de Juan Guaidó y a algunos los principales partidos de oposición) con representantes del régimen de Nicolás Maduro, concluyó con dos acuerdos, uno de ellos inesperado. La reacción de la mayoría de los analistas a estos dos acuerdos fue de reserva, esperando que se concreten el resto de los anuncios.

Según informó en un comunicado de prensa el ministerio de Relaciones Exteriores del Reino de Noruega (facilitador de las negociaciones) “las partes alcanzaron dos acuerdos titulados: “Acuerdo para la Ratificación y Defensa de la Soberanía de Venezuela sobre la Guayana Esequiba” y “Acuerdo Parcial para la Protección Social del Pueblo Venezolano”.

Te puede interesar

En el comunicado se explica que las partes acordaron “establecer mecanismos de restauración y consecución de los recursos para atender las necesidades sociales de la población, con especial énfasis en los efectos de la pandemia por COVID-19, incluyendo aquellos provenientes de organismos multilaterales a los que tenga derecho la República”.

La mayoría de las reacciones iniciales a estos dos acuerdos fueron de prudencia.

El economista y director de Oil for Venezuela Francisco Rodríguez sostiene que los acuerdos tempranos anunciados entre la Plataforma Unitaria y el Gobierno de Nicolás Maduro “son pasos positivos en la dirección de unir esfuerzos para atender la emergencia. Sin embargo, los acuerdos divulgados son aún muy limitados”.

Por ejemplo, Rodríguez advierte que el Acuerdo para la Protección Social “contempla la creación de una Mesa de Atención Social y un grupo para revisar inconvenientes derivados del sobrecumplimiento. Más allá del compromiso de pensar en soluciones, no queda claro bajo qué lineamientos se abordarán estos temas (…) Es importante recalcar que existe una Mesa Nacional de Vacunación que se ha vuelto inoperante dada la falta de disposición para acordar mecanismos de implementación conjunta”.

En relación con el compromiso de las partes a tratar de mediar para evitar el sobrecumplimiento de las sanciones impuestas por EEUU, Rodríguez no es optimista.

“En el tema de sobrecumplimiento -explica el director de Oil for Venezuela- es poco lo que un país afectado puede hacer para contrarrestar decisiones de entidades financieras para reducir costos regulatorios o reputacionales de ciertas transacciones. El esfuerzo es positivo, pero no se deben esperar grandes logros”.

Rodríguez advierte que el problema de sobrecumplimiento es sistémico y afecta decisiones de bancos sobre muchos países sancionados. Se debe buscar que OFAC reforme procedimientos y transparente sus criterios, pero es improbable que tales reformas surjan de la solicitud de un país afectado”.

Según Rodríguez tal vez “la decisión más importante alcanzada se encuentra no en los acuerdos divulgados sino en el comunicado conjunto, según el cual se continuará la discusión sobre el acceso a los Derechos Especiales de Giro en el Fondo Monetario Internacional”.

Por otra parte, que el acuerdo para la protección social del pueblo venezolano esté limitado a los recursos en el exterior no fue bien recibido.

El economista Ronald Balza destaca: “Algo que me preocupa de reducir la discusión sobre economía a sanciones y activos externos es que, una vez superado el punto, no se haya acordado nada sobre administración de los recursos públicos, dentro y fuera del territorio venezolano, útil para resolver problemas críticos.

Una postura similar exhibe el doctor en ciencias políticas Juan Manuel Trak. “Espero que en la discusión técnica y, sobre todo, política se establezcan mecanismos de control y transparencia en el uso de los recursos económicos, para lo cual se tiene que nombrar un contralor que cumpla con el mandato constitucional”.

Oposición pide paciencia

En relación con los acuerdos el jefe de la delegación opositora Gerardo Blyde explicó: “A veces habrá acuerdos parciales, a veces no los habrá. Son problemas tan complejos que a veces necesitarán consultas con expertos. Por eso hemos insistido mucho en abrir mecanismos para que los diferentes sectores de la sociedad puedan aportar ideas y soluciones a los complejos temas que los venezolanos vivimos. No puede ser solo un asunto que nos remita a quienes estamos en la mesa directamente".

A pesar de la baja expectativa que han mostrado los analistas, Blyde resaltó la importancia de los dos acuerdos alcanzados: El primero es muy importante, llamado para la protección social de los venezolanos. Ha permitido crear una Mesa Nacional de Atención Social, que de forma paritaria buscará recursos para salud y alimentación (…)

Es importante lograr un espacio que esperamos sea despolitizado para lograr estas medidas en materia humanitaria, y que sea amplio, que no se utilice como bandera política. Evidentemente se busca acceso a fondos en materia humanitaria y haremos todo lo que esté en nuestras manos para encontrar estos fondos.”

Por otra parte, sostiene que se alcanzó “un segundo acuerdo que nos une transversalmente a todos los venezolanos, civiles y militares. A todos los venezolanos nos une la defensa de nuestro territorio. El Esequibo es de los venezolanos. El Esequibo es nuestro y así lo hemos defendido en un segundo documento. Ponemos toda la fuerza de la Plataforma Unitaria, así como nuestro reconocimiento internacional, para serles fieles a la defensa de nuestro territorio"

Blyde, pidió a los venezolanos apoyo y paciencia. “Queremos decirles a los venezolanos, a quienes nos están viendo y escuchando. Siéntanse parte de este proceso. Necesitamos que participen en el proceso, que sean ustedes quienes defiendan este proceso, que de todos es el que cuenta con mayores y mejores herramientas para producir logros. El apoyo de la Plataforma Unitaria también requiere del apoyo de la sociedad civil. Solos no vamos a poder lograrlo, necesitamos la integración de todos los venezolanos. No queremos vender falsas expectativas. Los acuerdos y decisiones podrán ir llegando poco a poco”.

Próximos pasos

La próxima jornada de discusión quedó pautada entre el 24 y 27 de septiembre. En esa jornada está previsto que las partes comiencen a discutir sobre el “respeto del Estado Constitucional de Derecho”. En particular, se discutirá sobre el sistema de justicia y el respeto a la institucionalidad establecida en la Constitución.

También se continuará la discusión referida a protección de la economía nacional y medidas de protección social al pueblo venezolano, incluyendo los Derechos Especiales de Giro, dispuestos para tal fin por el Fondo Monetario Internacional.

Sobre este último punto no hay muchas expectativas entre los economistas venezolanos que advierten que es necesario primero resolver lo referido al reconocimiento que hace el FMI del gobierno de Venezuela (Maduro o Guaidó) para solo uno de los dos pueda solicitar esos recursos.

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 41.92%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.43%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.65%
49505 votos

Las Más Leídas