El líder del Comité Cívico de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, que ha sido cercado por simpatizantes del régimen a su llegada al Aeropuerto Internacional de El Alto para exigir la dimisión del dictador boliviano, Evo Morales, y ha tenido que regresar ante la creciente tensión, ha anunciado que el miércoles lo volverá a intentar.

Camacho viajó el lunes a La Paz con la intención de organizar una marcha y entregar a Morales una carta exigiendo su dimisión, una vez cumplido el plazo de 48 horas que los Comités Cívicos --organizaciones sociales de carácter opositor-- habían dado al presidente para dejar el cargo por el supuesto fraude electoral.

Te puede interesar

El dirigente opositor, sin embargo, no pudo abandonar el aeropuerto por la presencia de un grupo de seguidores de Morales que comenzó a concentrarse sobre las 22.30 (hora local), según denuncia la oposición, avisados por el Gobierno.

Cientos de simpatizantes se concentraron en torno al Aeropuerto Internacional de El Alto en una gran vigilia, si bien un pequeño grupo logró adentrarse en la terminal aérea al grito de "los racistas no pasarán" y "Evo, no estás solo".

A través de sus redes sociales, Camacho culpó a un responsable de la seguridad aeroportuaria, Ibert Aguilar, de llamar a una "horda masista" para frenarle el paso, responsabilizándole de lo que pudiera ocurrirle.

En este contexto, el Ministerio de Gobierno ha ordenado este martes un despliegue policial "para garantizar y resguardar la vida e integridad física" de Camacho, que ha sido trasladado a una zona segura.

La ministra de Salud, Gabriela Montaño, ha asegurado en Twitter que a Camacho "nadie en el aeropuerto de El Alto le tocó ni un pelo" y, en cambio, ha acusado al jefe del Comité Cívico santacruceño de "gritar a funcionarios sin motivos".

Regreso a Santa Cruz

Finalmente, sobre las 8.40 (hora local) el comandante de la Policía de El Alto, el coronel Franz Celis Mercado, ha informado a los manifestantes oficialistas de que Camacho había partido de vuelta a Santa Cruz.

"Comunicarles que hace cinco minutos ha despegado una avioneta con el señor Camacho rumbo a Santa Cruz", ha anunciado. Pese a ello, algunos manifestantes se han mostrado reacios a abandonar el aeródromo. "Yo, como comandante de El Alto, no les puedo mentir", ha añadido, según informa el diario boliviano 'La Razón'.

Sin embargo, los seguidores de Morales han reclamado pruebas de la partida de Camacho, por lo que se ha permitido que una delegación de tres personas accediera al lugar donde se encontraba resguardado para verificar que se había ido.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, ha confirmado poco después el regreso de Camacho a Santa Cruz. "Hemos comprometido el resguardo a la integridad física de las personas que llegaron de Santa Cruz. Hemos cumplido y (...) arribarán a Santa Cruz absolutamente sanas y salvas", ha indicado en rueda de prensa.

Por su parte, el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, había solicitado vía Twitter a las autoridades bolivianas "que se asegure libertad de movimiento y circulación" de Camacho.

Nuevo intento

Ya desde Santa Cruz, Camacho ha anunciado que el miércoles volverá a viajar a La Paz para entregar a Morales dicha carta. "Mi vuelo es a las 14.30 (hora local) en BoA. Esperemos que el Gobierno no bloquee ese vuelo. Si no me dejan ingresar, vamos a intentar todos los días ingresar", ha avisado.

El expresidente Jorge 'Tuto' Quiroga (2001-2002) se ha ofrecido a acompañar a Camacho. "Yo le pido que no afloje, que no se rinda, que vuelva. Y nunca pido algo que no estoy dispuesto a hacer, así que mañana me subo al avión, y sin ningún guardaespaldas, sin protección, bajamos a la ciudad de La Paz", ha propuesto.

Camacho ha aclarado además que no ha regresado voluntariamente a Santa Cruz. "Prácticamente fue un secuestro", ha asegurado, contando que la Policía le dijo que le iban a trasladar a otra zona de la terminal aérea. "La Policía con una mentira nos trajo de regreso", ha sostenido.

Asimismo, ha avanzado que el Comité Cívico emprenderá acciones legales contra el jefe del Aeropuerto Internacional de El Alto, Ibert Aguilar, por poner en riesgo su seguridad y la de su comitiva, de acuerdo con 'El Deber'.

La Dirección General de Aeronáutica Civil ha contestado en un comunicado subrayando que "se preservó la seguridad de los pasajeros, las tripulaciones, el personal en tierra y el público en general".

Crisis electoral

Este incidente se enmarca en la crisis que estalló la misma noche de las elecciones presidenciales celebradas el 20 de octubre por la suspensión repentina de la transmisión de los resultados oficiales justo cuando obligaban a una segunda vuelta entre Morales y el candidato opositor Carlos Mesa.

Cuando se retomó, casi 24 horas después, señalaban la victoria en primera vuelta de Morales, por lo que Mesa ha denunciado un "fraude gigantesco". Ambos llamaron a la movilización de los suyos, lo que derivó en enfrentamientos y saqueos. Al menos dos personas han muerto y más de 190 han sido detenidas.

En este contexto, Morales ha accedido a que la OEA, apoyada por países como España, México o Perú, realice una auditoría electoral de carácter vinculante. Mesa, en cambio, no la acepta porque dice que es fruto de un acuerdo unilateral entre el Gobierno y el bloque hemisférico sin tener en cuenta a la oposición.

FUENTE: EUROPA PRESS

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario