MIAMI.- El régimen de Maduro puso en marcha una red de testaferros integrada por unas 30 empresas y personas para “burlar” las sanciones impuestas por Estados Unidos y satisfacer la demanda de recursos económicos que “necesita con urgencia” para seguir operando.

En declaraciones exclusivas a DIARIO LAS AMÉRICAS, el comisionado de Seguridad e Inteligencia del Gobierno interino de Venezuela, Iván Simonovis, explicó que a través de ese “entramado” se manejan negocios de droga, combustibles y minería ilegal, entre otros.

Te puede interesar

Entre las personas que forman parte de ese plan que Simonovis considera “desesperado por obtener flujo de caja”, se encuentran el venezolano Pedro Luis Martín, por quien Estados Unidos ofrece una recompensa de 10 millones de dólares, y el ciudadano ruso Boris Ivanov, que manejaría transacciones relacionadas con el petróleo, además de otros negocios.

Según el excomisario de Caracas, ya hay investigaciones en curso en países como República Dominicana, Costa Rica, México, Panamá, Ecuador y Bolivia, mientras que Estados Unidos tiene información al respecto.

¿Cómo funciona esa red creada por Nicolás Maduro?

Una de las cosas que más le ha afectado al régimen de Nicolás Maduro es el tema de las sanciones de Estados Unidos, y por eso no tiene flujo de caja. Al no tenerlo, ha buscado la manera de crearlo. Una de las formas es a través de las actividades criminales. Como bien se sabe, al sur del país ha hecho alianzas con la guerrilla y con el terrorismo para la minería y el narcotráfico, y por otro lado también alianzas estratégicas con países o personas que se presten para burlar las sanciones de los Estados Unidos y llegar a su propósito final. Tenemos al señor Boris Ivanov, que es propietario de unas empresas a las que se les ha entregado parte de las operaciones del régimen y, de hecho, he presentado documentos que evidencian que él está haciendo negocios con el régimen, que en condiciones normales no se podrían.

¿Qué tipo de negocios y con qué fin?

Básicamente, en el tema petrolero. Mucho de eso tiene que ver con el combustible porque es una de las cosas que más preocupa el régimen. Así como Irán se ha expuesto a mandar buques con combustible a Venezuela, yo digo que estos son criminales encubiertos porque un empresario serio no hace negocios con ningún tipo de gobierno con las características del régimen de Nicolás Maduro.

¿En qué consiste la función de ese señor Ivanov, que usted menciona?

Entre otras cosas, facilita cuentas bancarias, pues hay parte de las investigaciones que obviamente no se pueden hacer públicas porque, primero, son parte de una investigación y, segundo, que tendría que poner en evidencia a personas.

¿Dónde se encuentra el señor Ivanov en estos momentos?

Él vive en Rusia y viaja a Venezuela. Es ruso.

Usted ha mencionado también a otro miembro de esa red y es Pedro Luis Martín. Háblenos de él y de su participación en este entramado.

Pedro Luis Martín es una pieza clave del régimen. Pedro Luis Martín perteneció a un grupo importante de narcotraficantes que hacía operaciones desde Colombia y desde hace varios años se dedicó a eso. Luego se hizo parte del régimen. Es decir, este es un criminal que pasó a ser gobierno. Él fue el encargado de la oficina de Investigación Financiera de la DISIP[Dirección de los Servicios de Inteligencia y Prevención], hoy SEBIN [Servicio de Inteligencia Bolivariano]. Este señor se aprovechó de esa circunstancia de poder que se le dio para cometer delitos financieros, de lavado de dinero y narcotráfico. Esto es parte de las cosas que se han dilucidado a través de las investigaciones que se han llevado a cabo desde hace muchísimo tiempo. Este es un individuo peligroso que tiene vínculos con narcotraficantes de muy alto calibre. Hoy por hoy ya se han evidenciado a través de decisiones que ha tomado la justicia de los EEUU que hay pruebas suficientes que lo vinculan a él con una gran cantidad de actividades criminales por legitimación de capitales y narcotráfico.

¿A este otro presunto testaferro de Maduro lo están buscando, está escondido? ¿Qué saben ustedes de él?

Él está en Venezuela, sabemos dónde está, dónde se mueve. Diez millones de dólares [recompensa ofrecida por EEUU a quien de información que permita su captura] ponen a muchas personas a pensar, así que no es difícil obtener información de las cosas que él hace, de las cosas que dice y por dónde se desplaza. El caso de Pedro Luís Martín es como de muchos criminales que están corriendo el momento de la detención, pero difícilmente va a poder escapar de la persecución judicial. En Venezuela, fuera de Venezuela o a donde quiera que va, éste será perseguido. Existe la decisión de un tribunal de los Estados Unidos que tiene un caso suficientemente sólido para poder demostrar que él ha participado en estas actividades. Tocando un pie fuera de Venezuela, el riesgo de que sea detenido es bastante grande. Él hace parte del grupo con los que usualmente el régimen se vincula pues su estrategia siempre ha sido aliarse con los peores criminales, protegerse con los criminales, hacer negocios con criminales y es por eso que el país está como está. Es por eso que los venezolanos están pasando grandes penurias.

¿Quiénes más hacen parte de esa red y ya hay investigaciones en curso?

El señor Boris se hizo público porque era muy evidente, pero ciertamente hay una gran cantidad no solamente de personas, sino de empresas. A través del TIAR [Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca] nosotros tenemos reuniones con las oficinas de inteligencia financiera que están haciendo investigaciones sobre operaciones de empresas de venezolanos o de personas naturales en algunos países, entiéndase República Dominicana, Costa Rica, México, Panamá, Ecuador y Bolivia. En esto hay una reserva del sumario y sería irresponsable de mi parte entregar más información. Hay organismos estadounidenses a los que ya se les ha entregado esta información. En principio, [investiga] la oficina en la cual estoy, que es la Comisión de Seguridad e Inteligencia a través de gente que está dentro del entorno del régimen, quienes son los que me facilitan esas informaciones.

@danielcastrope

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Las Más Leídas