dcastrope@diariolasamericas.com
@danielcastrope

MIAMI.- La senadora colombiana María Fernanda Cabal alertó sobre la posibilidad de que un paro nacional convocado en ese país sudamericano por movimientos de izquierda y otras organizaciones para este 21 de noviembre, en reclamo de mejoras sociales, podría terminar en hechos violentos.

Te puede interesar

“Este jueves va a ser el ‘laboratorio’ que, a mi criterio, no va a ser pacífico; van a intentar rebasar todos los límites porque necesitan mostrar al mundo que todo anda mal y que el descontento es tal que este Gobierno merece irse”, dijo la legisladora, a quien le preocupa que la jornada de protesta desencadene situaciones como las registradas en Chile.

A juicio de Cabal, quien milita en el Partido Centro Democrático que lidera el expresidente y actual senador Álvaro Uribe, “los colombianos no vamos a permitir que ocurra lo que pasó en Chile, y que haya periodistas que digan que esto es por descontento social”.

En Chile, el 18 de octubre una protesta social dejó como saldo 22 muertos, 2.200 heridos, 6.662 detenidos, destrozos valorados en 4.500 millones de dólares y al presidente Sebastián Piñera pidiendo “perdón” a unos manifestantes enardecidos que destruyeron el sistema de metro y grandes áreas de comercio.

La convocatoria a la protesta en Colombia tuvo su origen en el rechazo a iniciativas como la propuesta de reducir el salario para los jóvenes y supuestos planes para eliminar la participación pública del sistema de pensiones, como también el supuesto interés del Gobierno de privatizar empresas estatales como Ecopetrol.

Para Cabal, la anunciada manifestación “es un espacio absolutamente orquestado por fuerzas que en principio son de izquierda, por ejemplo, quienes perdieron en las elecciones presidenciales y anunciaron, como lo hizo [el senador y excandidato a la presidencia] Gustavo Petro, que iban a tener una presencia permanente de oposición, inclusive en las calles”.

En efecto, Petro ha llamado a los colombianos a integrarse al paro nacional y cuestionó algunas acciones del Gobierno del presidente Iván Duque que conducirían a “limitar” la “expresión del pueblo colombiano”, como los recientes allanamientos a viviendas de algunos “artistas y miembros de organizaciones sociales”.

De acuerdo con la legisladora colombiana, la muerte de líderes sociales “no les importó” en la época del expresidente Juan Manuel Santos, ni tampoco el aumento de las hectáreas cultivadas de coca en el país, dos situaciones que pesaron al momento de convocar al paro nacional.

“Todo está libreteado y hay que enfrentar la estrategia de inversión revolucionaria. Hay fórmulas para hacerlo ayudando al Gobierno”, subrayó.

El ELN y la protesta social

Entretanto, Cabal se refirió al protagonismo que ha tenido el Ejército de Liberación Nacional (ELN), hoy la primera fuerza guerrillera de Colombia tras la aparente desmovilización de las FARC, en materia de “movilización social”.

Según dijo, “los ‘elenos’ (miembros del ELN) generan la percepción de que todo está mal a pesar de que, con dificultades, Colombia ha mostrado que tiene el segundo indicador de crecimiento más alto de América Latina”.

Agregó que “los ‘elenos’ son los reyes de la movilización social, que nunca reclutan personas de bajo nivel ni analfabetas, sino que reclutan personas de clase media para arriba”.

Más adelante, la senadora de derecha afirmó que el ELN ha “recompuesto su estructura en más de 20 universidades”, en donde —sostuvo— “organizan el descontento popular, pero usando la herramienta eficaz de siempre, que es invertir la realidad”.

Reparos al presidente Duque

La senadora Cabal aseguró que la izquierda y algunas organizaciones sindicales están “pasando una cuenta de cobro” al presidente Duque por el “error” de no haberle “contado al país” cómo recibió el Gobierno de manos de su antecesor Juan Manuel Santos.

“Así, por no querer confrontar, el presidente Duque simplemente pasó la página y se la están cobrando porque, no contar lo que encontró en los empalmes, es lo que le está costando tener que mostrarle al público lo que realmente es”, apuntó.

Dijo, además, que “si a eso le añadimos el ‘reino de las redes sociales’, que son espacios nuevos de libertades, pero que mal utilizadas se vuelven escenarios de las llamadas fake news, el Gobierno no ha diseñado una estrategia de comunicación asertiva, adecuada, directa y sin miedo”.

En este sentido, Cabal señaló que “uno ve todo el tiempo que el Gobierno dice: ‘Vamos a garantizar la seguridad con la Fuerza Pública’, y a los 20 minutos está diciendo que no vamos a militarizar a las ciudades. ¿Cuál es el pecado? ¿Por qué le da miedo ejercer autoridad?”.

Añadió que “al demostrar debilidades, [al Gobierno del presidente Duque] se le juntan todos los enemigos, que fueron los aliados del expresidente Santos”.

Finalmente, Cabal enfatizó que “de ser una bancada contundente, que lo enfrentaba todo, terminamos prácticamente arrinconados porque no sentimos esa identidad con un Gobierno que ha debido, desde el principio, escoger un gabinete acorde a quienes son sus militantes”.

El presidente Iván Duque, al igual que la senadora María Fernanda Cabal, está adscrito al Partido Centro Democrático, que surgió tras una ruptura de relaciones políticas con el expresidente Juan Manuel Santos, a quien Álvaro Uribe llevó al poder.

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con la decisión de Trump de imponer aranceles al aluminio y al acero provenientes de Brasil y Argentina?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas