SAO PAULO.– La filósofa y referente feminista estadounidense Judith Butler, quien causó esta semana una gran polémica en Brasil al presentarse en una conferencia en Sao Paulo, fue insultada y agredida en un aeropuerto de esa ciudad brasileña.

De acuerdo a medios locales, la académica, de 61 años, fue insultada y empujada por una mujer al embarcar en el aeropuerto de Congonhas, en Sao Paulo, junto a una compañera.

La prensa local informó que la agresora portaba un cartel con la leyenda "Fuera Judith". Según el portal de noticias G1, Butler fue agredida cuando ya había embarcado. Dos mujeres salieron en defensa de la estadounidense, indicó el sitio. En la confusión, una de estas mujeres fue golpeada en la cara por la agresora y la otra insultada.

Embed

Butler dio el martes una conferencia en el coloquio "Los fines de la democracia" en el centro cultural SESC Pompeia, de Sao Paulo. Ese día, unas 70 personas se manifestaron frente al lugar tanto a favor como en contra de la filósofa.

Algunos manifestantes quemaron una muñeca de la estadounidense y un hombre gritaba con un megáfono "quemen a la bruja" y "acá en Brasil no", en referencia a las ideas de género de Butler.

La policía debió separar a los dos grupos para evitar que se agredieran. Los manifestantes contrarios a Butler gritaban consignas a favor de la familia y la tradición.

Desde que fue anunciado el seminario, organizado por la Universidad de Sao Paulo (USP) y la Universidad de Berkeley de California, donde Butler da clases, grupos conservadores, en especial evangelistas, hicieron peticiones al SESC para que cancelara el evento.

Para que Butler no se presentara se registraron campañas en redes sociales. El hashtag #ForaButler se hizo viral entre los grupos conservadores. La petición creada en el portal CitizenGo para que el seminario fuera cancelado reunió 350.000 firmas.

En Brasil se repitieron en los últimos dos meses manifestaciones contra exposiciones de arte y obras de teatro que abordan cuestiones de identidad de género y de diversidad sexual.

La exposición "Queermuseo: cartografía de las diferencias en el arte brasileño" se convirtió en el símbolo de la ofensiva de grupos conservadores. Primero, fue retirada de cartel en un museo de la sureña ciudad de Porto Alegre y más tarde el alcalde de Río de Janeiro, el obispo evangelista Marcelo Crivella, prohibió que la exposición se llevara a cabo en la ciudad.

En las dos ocasiones, la exposición, que reúne 263 obras de 85 artistas, fue acusada de difundir zoofilia, pornografía, pedofilia y de faltarle el respeto a símbolos religiosos.

FUENTE: dpa

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario