MIAMI.-La despedida al artista, el cantautor y el poeta de las cosas simples, pone fin a una era y a una forma de interpretar el real sentido de la música. El argentino Alberto Cortez fue para muchos la última figura del ambiente artístico al que para dirigirse al público solo le bastaba un piano para contar sus historias.

Capaz de recrear lo cotidiano con inigualable vigor tanguero, Cortez supo conquistar decenas de países con sus letras únicas. Y las últimas décadas su figura se elevó en los escenarios del mundo como la de un abuelo sabio lleno de recuerdos, amores y experiencias por compartir. Consagrando inigualables líricas que hicieron universal lo simple.

Te puede interesar

Y es que Alberto Cortez, como muchos de su generación, fue capaz de pasear por el folclor, la música orquestada y la trova, transcendiendo generaciones e incluso consiguiendo que sus canciones se escucharan en sesiones de psicoterapia y en tratamientos grupales de introspección.

Adiós al amigo

Amigos, familiares y seguidores de Cortez coinciden en que era un hombre de presencia imponente y de reflexiones profundas, por lo que logró dejar una huella imborrable en quienes lo conocieron y bautizaron como ‘El Quijote de la canción’. Apodo adquirido tras el éxito mundial de temas como ‘No soy de aquí’, ‘Castillos en el aire’, ‘En un rincón del alma’ y ‘Cuando un amigo se va’.

Nacido en la localidad pampeña de Rancul, Argentina, en 1940, Alberto Cortez escogió España como segunda patria en 1964. Y fue en este país en el que falleció el jueves 4 de abril en el Hospital Universitario Puerta de Sur Móstoles, en Madrid, donde había sido ingresado de urgencia el 27 de marzo pasado producto de una hemorragia gástrica que derivó en una insuficiencia cardíaca.

A los 79 años todos despedimos al poeta de voz profunda que supo cantarle al amor, al perro de la calle, al árbol, al abuelo, a la muerte de un amigo y a la vejez. El que construyó castillos en el aire y el que será recordado como uno de los pocos filósofos de la música.

Amigos entrañables del artista como Arturo Sandoval y Ricardo Arjona le rindieron tributo a través de sus redes sociales. “Estoy muy triste… su pérdida es muy dolorosa”, dijo el trompetista cubano por medio de su cuenta de Instagram. Por su parte, el trovador guatemalteco escribió en la misma red social: “Fue tan puro, noble y transparente como lo fueron sus canciones. De las únicas personas rescatables, sin poses, sin prejuicios, sin complejos y amigos de corazón que conocí. Se nos fue y duele.”

Alberto Cortez lega al mundo un carrera amplia y llena de reconocimientos, entre ellos Discos de Oro, Heraldos de Oro, La Medalla al Mérito de las Bellas Artes y el Latin Grammy a la Excelencia

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con la posibilidad de que los maestros de Florida estén armados en las aulas para prevenir ataques?

Las Más Leídas