MIAMI— ¿A dónde van a parar las cosas que perdemos? La escritora británica J. K. Rowling resuelve este misterio con un cuento mágico muy apropiado para la Navidad, y con un toque adicional de reflexión. Se trata del libro El cerdito de Navidad, publicado en octubre de este año por Ediciones Salamandra, de Penguin Random House.

Tras la saga de Harry Potter, y del reciente cuento infantil El ickabog, llega este libro destinado a niños de entre 8 y 11 años, una aventura que puede disfrutar toda la familia, en particular por estas fechas navideñas. Asimismo, invita a mantener la tradición de regalar un cuento de Navidad para festejar la Nochebuena, y de que los padres lean historias en voz alta para sus hijos.

Te puede interesar

La historia se centra en un niño llamado Jack que tiene una conexión especial con Dito, su cerdito de peluche. Cuando lo pierde, su familia le compra uno nuevo, pero Jack no encuentra consuelo y decide hacer hasta lo imposible para rescatar a su mejor amigo que fue a parar al Mundo de las Cosas Perdidas.

El niño solo quiere a su cerdito remendado con ojos de botones y las orejas torcidas que le ha acompañado desde que era un bebé, y al que le confía sus secretos, temores y alegrías. Y como a un amigo no se le abandona, Jack se llena de valor para viajar a un lugar desconocido y lleno de peligros para rescatarlo.

En el camino conoce a otro cerdito que cambiará el propósito inicial de Jack. La historia ocurre bajo el manto mágico de la Nochebuena, “la noche de los milagros y los casos perdidos”, la única noche en que un niño humano puede entrar al Mundo de las Cosas Perdidas. Allí Jack se enfrenta al Perdedor, una especie de robot que devora a los objetos que nadie reclama.

Y como aventura navideña al fin, no puede faltar Papá Noel en la historia, con su trineo tirado por renos, sus regalos y un ingenioso plan para ayudar al pequeño Jack.

El valor sentimental de los objetos

Como reveló la autora a medios británicos, el libro se inspira en un cerdo de peluche que le regaló a su hijo David cuando era un bebé. El peluche se convirtió en su juguete preferido y Rowling, temiendo que en caso de perderlo su hijo sufriría mucho, compró otro igual para tenerlo como reemplazo. Pero su hijo descubrió el segundo peluche.

"Un día pensé en eso, en lo que significa ser el sustituto, el suplente, el que no es 'el elegido', por así decirlo. Y me di cuenta de que por fin tenía mi historia de Navidad", dijo la escritora a The Sunday Times.

Resaltan en la narración las descripciones sensoriales de los personajes y las situaciones, en particular de Dito, con su suave tela, sus bolitas de relleno que se apelotonan en la base, y su mezcla de olores por ir con Jack a todas partes. Asimismo ocurre con los sitios mágicos que Jack encuentra en su viaje al mundo de objetos perdidos, formado por tres ciudades y una isla, que van desde un ruinoso poblado de madera, pasando por una aldea con casitas de techos cubiertos de nieve, hasta una lujosa villa con canales que recuerdan a Venecia y un palacio.

El Mundo de las Cosas Perdidas muestra la otra cara del consumo, de la ansiedad por poseer objetos nuevos constantemente. Nos recuerda que quizás hay cosas que vamos perdiendo o despreciamos porque ya no son nuevas, pero que tienen un valor especial. Es así que la autora lleva al lector a este mundo de objetos que las personas han extraviado, que no han buscado con interés o que simplemente han reemplazado con otros, dejando claro que son simples cosas y que pueden seguir comprando montones siempre que lo deseen.

Embed

Para fortalecer su argumento, Rowling le da vida a los objetos inanimados, a los que dota de numerosas características que se insertan cómodamente en la trama y a la vez dan una divertida textura a la travesía de Jack por el Mundo de las Cosas Perdidas. Tijeras, un triste conejito de peluche, una brújula, peines, incluso la propia felicidad que alguien extravió en el Mundo de los Vivos, desfilan por la historia.

Un fragmento del cuento explica muy bien el mensaje, cuando Dito le dice a Jack: “Las pérdidas son parte de la vida. Pero algunos seguimos viviendo aunque nos hayan perdido: eso es lo que consigue el amor”.

Las ilustraciones, creadas por Jim Field son preciosos regalos que el lector encontrará a lo largo del libro, empezando por la portada, que parece brillar gracias al diseño que incluye los tradicionales rojo y verde navideños con toques en dorado. Las ilustraciones internas se habrían mostrado en todo su esplendor si fuesen a color.

Field, diseñador de personajes y director de animación, ha ilustrado libros infantiles de gran éxito como Oi Frog! y The Lion Inside, así como la serie de ficción juvenil Rabbit and Bear, las novelas infantiles de David Baddiel y su propio libro ilustrado bilingüe, Monsieur Roscoe On Holiday.

Sobre la autora

K. Rowling es autora de la saga de Harry Potter. De la serie, traducida a ochenta idiomas, se han vendido más de 500 millones de ejemplares y han inspirado ocho películas de enorme éxito de taquilla. La complementan tres libros publicados con fines benéficos, entre ellos Animales fantásticos y dónde encontrarlos, que ha inspirado una nueva serie de películas. Asimismo, la autora colaboró con el dramaturgo Jack Thorne y el director John Tiffany en la obra de teatro Harry Potter y el legado maldito.

En 2020 volvió a escribir un libro para niños, El ickabog, un cuento de hadas que publicó de forma gratuita en línea durante el confinamiento. Meses más tarde se publicó en papel y, a través de su fundación benéfica, Volant, donó todos los derechos de autor para ayudar a grupos vulnerables afectados por la pandemia de COVID-19.

J.K. Rowling ha recibido numerosos premios y distinciones por sus libros (entre ellos, la serie de detectives que publica con el seudónimo Robert Galbraith). También apoya diversas causas humanitarias a través de Volant y es la fundadora de la organización benéfica infantil Lumos, que lucha por la desaparición de los orfanatos.

J.K. Rowling siempre quiso ser escritora, y muchos de los mejores momentos del día los pasa sola en su habitación, inventando nuevas historias. Vive con su familia en Escocia.

Embed

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 41.93%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.28%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.79%
65618 votos

Las Más Leídas