@luisfsanchez6

Lo venían haciendo bien los Dolphins, pese a sus limitaciones, contra los poderosos campeones defensores del Super Bowl de Nueva Inglaterra. La falta de pegada de la ofensiva y los errores cometidos, sin embargo, determinaron que los Patriots blanquearon 43-0 al equipo de Miami, el domingo en el Hard Rock Stadium ante 65,513 aficionados.

Te puede interesar

El equipo de casa mejoró con respecto al descalabro sufrido la semana pasada contra los Ravens de Baltimore, cuando cayeron 59-10 en la derrota más abultada de su historia en temporada regular. Pero esa mejora todavía no lo hace un equipo competitivo.

El quarterback de los Dolphins Ryan Fitzpatrick fue derribado múltiples veces y fue interceptado en tres oportunidades. Todas ellas terminaron en touchdowns de los Patriots, es decir 21 puntos en contra. Luego lo reemplazó Josh Rosen cuando la suerte estaba echada y también fue derribado por los de Nueva Inglaterra.

Los Patriots se pusieron adelante gracias a una corrida de una yarda para touchdown de Sony Michel, cuando se jugaban 7:24 minutos de partido y la defensa de los Dolphins hacía grandes esfuerzos para mantener un control de daños.

Buen trabajo hizo la defensivo del equipo de Miami al principio del encuentro y una prueba es que el primer cuarto terminó con apenas 7-0, mientras el domingo anterior caían 21-0 en esa instancia contra los Ravens de Baltimore.

Con el trabajo decente de la defensiva, la clave de los Dolphins era que su ofensiva funcionara para de esta manera mantener fuera de la cancha a Tom Brady y su banda. Y en cierta medida el ataque de Miami conducido por Fitzpatrick se esforzó para producir algunas jugadas, en las que participó con acierto el running back Kenyan Drake.

En el segundo cuarto, los Dolphins se multiplicaron para que los Patriots no se dispararan en la pizarra. Contaron con la ayuda de su esfuerzo y la fortuna, pues el kicker de Nueva Inglaterra Stephen Gostkowski falló primero un gol de campo de 48 yardas, y luego botaría fuera el punto extra en el segundo touchdown de los Patriots.

En efecto, a falta de 1:19 minutos para irse al descanso, Brady dio una maravilloso pase de 20 yardas para el debutante Antonio Brown, quien anotó el touchdown para poner la cuenta 13-0.

Brown había estado en boca de todos en la semana previa al partido, porque se destapó la acusación de una entrenadora que lo acusa de violación y se temió que el entrenador de los Patriots Bill Belichick no lo haría debutar contra los Dolphins, pero no fue así y el wide receiver se convirtió en una pieza fundamental en el plan ofensivo de los visitantes.

Los Dolphins tuvieron el atrevimiento de derribar a Brady y varias veces lo acosaron. Aquello debe atribuirse a una recuperación de la defensiva, y al conocimiento que tiene el actual estratega del equipo de Miami Brian Flores sobre el funcionamiento de los Patriots, ya que desde 2004 trabajó y ganó con ellos cuatro anillos de Super Bowl antes de llegar a Miami en febrero pasado.

Al inicio del tercer periodo, Fitzpatrick fue interceptado y los Patriots quedaron en posición de seguir hacienda daño, pero de nuevo la defensa de los Dolphins se comportó a gran altura, en la zona de anotación desviaron un pase de Brady a Brown y los visitantes tuvieron que conformarse con un gol de campo de Gostkowski para subir la pizarra 16-0.

A estas alturas del partido los Dolphins confirmaban ser como un boxeador sin pegada, y solo defendiéndose no hay mucho futuro en una liga como la NFL.

A 2:18 para el fin del tercer tiempo, Brady desde una yarda se lanzó con todo y anotó un touchdown para poner 23-0 a los Patriots.

Luego, otra intercepción a Fitzpatrick, con 4:15 minutos en el cuarto periodo le costó un touchdown a los Dolphins, luego que Stephon Gilmore retornara el ovoide 54 yardas para el 30-0.

Dicen que cuando el pobre estrena traje ese día llueve, pues cuando la ofensiva de los Dolphins empezaba a calendar, Kalen Ballage no logró controlar el ovoide que tenía en sus manos, le rebotó, Jamie Collins lo atrapó y la retornó 6 yardas para touchdown y los Patriots subieron 37-0.

A falta de 2:10 minutos para el final del partido, Brady dio un pase de 10 yardas para touchdown a James Whites y Gotstkowski falló de nuevo el punto extra y la cuenta quedó 43-0.

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario