MADRID.- Un clásico europeo por excelencia como el Bayern Múnich-Real Madrid y el primer enfrentamiento entre Liverpool y Roma en esta fase solventarán las semifinales de la Liga de Campeones, en la que el equipo de Zinedine Zidane busca su decimotercera corona y la tercera de forma consecutiva.

Condenados de nuevo a eliminarse entre ellos, alemanes y madridistas se encontrarán por séptima vez en las semifinales de la competición estrella de clubes europeos tal y como ocurrió en la temporada 2013-2015, en la que los madridistas les endosaron un 5-0 en el global de la eliminatoria.

Embed

El año pasado, cuando los blancos ganaron su undécimo título en la final de Cardiff ante el Juventus (1-4), el cruce fue en cuartos de final. El duelo se resolvió a favor de los de Zidane en la prórroga (4-2) con tres tantos del portugués Cristiano Ronaldo, después de que los germanos forzaran el tiempo extra al imponerse (1-2) en el tiempo reglamentario.

Lea también: Real Madrid golea a Juventus y celebra su duodécima Champions

El Bayern, campeón ya de la "Bundesliga" alemana, certificó su pase a semifinales hace dos días tras superar al Sevilla al que ganó (1-2) en el Sánchez Pizjuán y eliminó tras un 0-0 en su estadio.

En el Olímpico de Múnich será donde se juegue el choque de ida de las semifinales antes del duelo decisivo en el Santiago Bernabéu, escenario en el que el Real Madrid sufrió mucho esta semana para llegar al sorteo de hoy.

A diferencia del Bayern, la ventaja que los blancos habían logrado en la ida (0-3) en el campo del Juventus no fue suficiente para que éstos resolvieran fácilmente su octava presencia consecutiva en las semifinales de la Champions.

Un gol de penalti marcado por Cristiano Ronaldo en el último minuto de la prolongación cuando ambos equipos se preparaban ya para la prórroga fue la clave tras la decisión del árbitro inglés Michael Oliver de señalar la pena máxima.

Con un bagaje de 15 victorias y 13 derrotas en su historial de semifinales, los madridistas están a dos partidos de repetir final en la que serían locales, según el resultado del sorteo en el que el exdelantero ucraniano Andriy Shevchenko actuó como mano inocente, en su condición de embajador de la final.

El clásico Bayern-Real Madrid permitirá el reencuentro entre viejos conocidos. El técnico Jupp Heynckes, técnico que volvió el pasado octubre al club germano para suplir al italiano Carlo Ancelotti, fue el entrenador con el que el Real Madrid conquistó la "séptima" en Amsterdam en 1998 ante el Juventus en Amsterdam.

El colombiano James Rodríguez y el holandés Arjen Robben forman parte de la plantilla histórica del Real Madrid antes de recalar en el Bayern Múnich, club que atesora diez triunfos y ocho derrotas en esta fase de la Champions, además de cinco títulos.

La otra plaza de la final saldrá del Liverpool-Roma, duelo inédito en semifinales aunque ambos clubes sí se encontraron en la lejana final de 1984, en la que los ingleses lograron uno des sus cinco títulos en la tanda de penaltis.

Después de su contundente victoria sobre el Manchester City en cuartos (3-0 en la ida y 1-2 en la vuelta) los hombres de Jurgen Klopp vuelven a la élite de la Champions y a disputar las semifinales, que nunca han jugado con los italianos, y que han superado en siete de las nueve veces que las han encarado.

El duelo será la segunda ocasión en la que los romanos optarán a entrar en la final, tal y como hicieron en 1984 ante el Dundee escocés. Su último acto será en el olímpico de Roma, escenario hace dos días del severo 3-0 con el que los italianos eliminaron al Barcelona, que había resuelto el choque de ida con un 4-1.

El delantero egipcio Mohamed Salah, autor de ocho goles, volverá a encontrarse con su anterior club, el Roma, del que salió el año pasado rumbo a los "Reds"

Antes de proceder al sorteo en la sede de la UEFA en Nyon (Suiza) el alcalde de Kiev, Vitali Klitscho, quiso adelantar la bienvenida a todos aquellos que viajen la capital ucraniana para asistir a la final.

"Como exatleta profesional mi deseo es transformar Kiev en una verdadera ciudad deportiva. El deporte no tiene límites, tiene el poder de cambiar el mundo. Estamos encantados de ser anfitriones de futbolistas y aficionados", dijo antes del momento estelar en el que se extrajeron los nombres de los semifinalistas.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario