ORLANDO.- El gobierno estadounidense está evaluando instalaciones en Florida, Virginia y Los Ángeles para alojar a niños no acompañados que ingresan ilegalmente por la frontera con México.

El Departamento de Salud y Servicios Humanos envió cartas a legisladores de Florida avisándoles que estaba inspeccionando locales vacíos para darles licencia permanente a fin de albergar a menores de 18 años que hayan llegado a territorio estadounidense sin padre ni tutor.

Te puede interesar

La carta asevera que dar una licencia permanente a esas instalaciones eliminará la necesidad de construir centros de detención temporales.

“La búsqueda de instalaciones permanentes con licencia adicional es para reducir la necesidad potencial de albergues temporales de influjo en el futuro”, indica la carta.

El centro de alojamiento de migrantes menores más grande del país está en Homestead, Florida, donde según activistas proinmigrantes existen condiciones "como las de una cárcel".

Las instalaciones existentes se han convertido en un punto crítico en la contienda presidencial 2020. En semanas recientes, los legisladores demócratas y candidatos presidenciales han visitado y recorrido instalaciones en Texas y Florida, y criticado las condiciones en las que encontraron a los migrantes. A nivel nacional han surgido protestas conforme la indignación pública gana fuerza.

“Deberíamos estar cerrando campamentos, no abriendo nuevos”, tuiteó la representante demócrata por Florida Anna Eskamani, una de las legisladoras en recibir la carta.

Las instalaciones propuestas tendrán licencia estatal con una capacidad definida para principios del 2020. A diferencia de otras instalaciones, el departamento no dependerá de las propiedades ya listas de los contratistas. En lugar de eso, la Oficina de Reasentamiento de Refugiados alquilará las propuestas, las adaptará para cumplir con los requisitos estatales y proporcionará un proveedor de servicio para operarlas según los requisitos de la licencia estatal, indica la carta.

A principios de julio, el departamento dijo que revisaba sitios para instalaciones en Atlanta, Phoenix, Dallas, Houston y San Antonio.

Las separaciones ocurrieron durante la llegada de un número sin precedentes de menores centroamericanos que rebasó la capacidad de las autoridades de Estados Unidos, y la mayoría venía en familias y muchos solos. El comisionado de Aduanas y Protección Fronteriza, Mark Morgan, dijo durante una audiencia en una comisión del Senado que la agencia encontró a más de 300.000 niños desde el 1 de octubre (de 2018).

FUENTE: Con información de AP

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

En este regreso a clases en el sur de Florida, ¿cree que las autoridades han tomado las medidas necesarias para garantizar la seguridad en las escuelas?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas