Los senadores estadounidenses Bill Cassidy, John Kennedy, Ted Cruz y Marco Rubio, junto a los congresistas Clay Higgins, Ralph Abraham y Lizzie Fletcher, solicitaron al presidente Donald Trump proteger a Citgo Petroleum Corporation, la filial en EEUU de la petroleta estatal venezolana PDVSA, de acuerdo con una nota de prensa del Centro de Comunicación Nacional.

Los representantes del Congreso y del Senado solicitaron al mandatario que suspenda la Licencia General 5, la cual permite a quienes poseen bonos de la empresa cobrar el bono PDVSA 2020, incluyendo el colateral, que es 50.1% de las acciones de Citgo.

Te puede interesar

La empresa es uno de los activos más valiosos que tiene Venezuela, especialmente ante la caída en la producción de PDVSA que en noviembre de 2018 bajó hasta los 1,137 millones de barriles diarios en promedio, según datos de OPEP.

En la solicitud entregada por los representantes estadounidenses al presidente Trump se explica que el bono PDVSA 2020 requiere un pago de 915 millones de dólares del régimen de Nicolás Maduro.

Para complicar las cosas, refiere el documento, "el régimen de Maduro también usó a Citgo como garantía de un préstamo que recibió de la compañía petrolera estatal rusa Rosneft. Las partes interesadas nos han dicho que el incumplimiento de los bonos PDVSA 2020 dará como resultado un incumplimiento cruzado del préstamo de Rosneft.

"El hecho potencial que Rosneft tenga control de una empresa estadounidense plantea una gran amenaza y expone una infraestructura crítica a las amenazas a la seguridad nacional. Además, los tenedores de bonos PDVSA 2020 en su intento de tomar el control de Citgo, la compañía probablemente sea rota en pedazos, los activos vendidos por separado, y el futuro del empleo de miles de estadounidenses estarán situación inmediata incertidumbre”, alerta.

La carta entregada por los senadores y congresistas también expuso la importancia de Citgo para la economía de EEUU y lo peligroso que sería que cayera en manos de Rusia por incumplimiento de los pagos, un impacto que "se sentiría agudamente a lo largo de la Costa del Golfo".

Durante décadas, "Citgo ha sido parte de la industria energética de los Estados Unidos operando tres refinerías altamente complejas en Louisiana, Illinois y Texas con una capacidad de casi 750.000 barriles por día (bpd), así como terminales de productos y varios kilómetros de poliductos. La compañía emplea a más de 3.500 trabajadores a tiempo y aproximadamente 1.800 contratistas. Con sus 4.900 minoristas de propiedad independiente estaciones, Citgo también contribuye al empleo de miles de residentes del estado en todo el país”.

“Instamos a la Administración a tomar todas las medidas necesarias para proteger Citgo, sus empleados y jubilados de cualquier exposición que pueda resultar de un incumplimiento”, concluye el documento.

FUENTE: Redacción / Nota de prensa / Centro de Comunicación Nacional

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario