El martes 24 de septiembre, la presidenta de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi, quien durante meses había sido un poderoso freno para los demócratas que querían iniciar los pasos para solicitar el proceso de enjuciamiento político contra el Presidente Donald Trump, lanzó un pedido formal de investigación que diera paso a un juicio político en la que el presidente sería acusado de “traición a su juramento”, así como de traición a la seguridad nacional y a la integridad de las elecciones estadounidenses, según informes de la agencia de noticias AP.

La decisión de Pelosi, de solicitar la investigación al Presidente, se anunció despuès de que se filtrara el contenido de una conversaciòn telefónica sostenida entre el mandatario estadounidense y su homólogo de Ucrania, Volodimir Zelenski. Durante la llamada en cuestión, un agente de Inteligencia asegura haber advertido la intención por parte del Presidente Trump, de poner presión sobre el premier ucraniano, de acuerdo con informaciones dadas a conocer los últimos días, reporta la agencia Europa Press.

Te puede interesar

De acuerdo con los reportes, Trump habría presionado a Ucrania para que abriera una investigación de corrupción contra el precandidato presidencial demócrata Joe Biden, y su hijo Hunter Biden. Según el despacho de AP, días antes de una llamada telefónica con el presidente de Ucrania ocurrida en julio, Trump habría ordenado que se congelara un fondo de ayuda militar a ese país.

El incidente descrito plantea la hipótesis de que el Presidente haya utilizado el poder que le otorga su cargo para inducir a un gobierno extranjero a que lo ayudara con su campaña. Trump niega haber hecho o dicho algo indebido. Con su aprobación,se publicó la transcripción de la llamada entre el titular de la Casa Blanca y el presidente de Ucrania.

La jefa de la Cámara de Representantes, la tercera autoridad del país en orden jerárquico, despuès del Presidente y el vicepresidente, recordó que "nadie está por encima de la ley", y maparado en ese prinicipio confirmó la apertura de una investigación oficial para determinar la viabilidad de un futuro 'impeachment'.

La Constitución establece que un presidente puede ser cesado por "traición, soborno, crímenes u otros delitos menores", una definición para algunos ambigua porque durante procesos anteriores ha abarcado desde situaciones de presunta corrupción hasta abusos de poder. Para iniciar el proceso que de paso a un juicio politico o 'impeachment' contra un presidente, no necesariamente tiene que haber un delito penal, tampoco hay que demostrar nada, más allá de toda duda, según explica Europa Press.

¿Cuáles son los siguientes pasos para que la investigación proceda?

Siete claves en el proceso que daría paso al "impeachment"

1.- Los seis comités de la Cámara de Representantes investigan al Presidente y remiten al comité judicial el informe con los delitos que presuntamente haya cometido en torno a ese tema.

2.- El Comité Judicial analiza el caso y decide si estos son "graves crímenes y faltas", como indica la Constitución. De ser así, recomendaría que se adopten como "artículos de impeachment" contra el presidente en cuestión.

3.- El pleno de la Cámara deberá votar si acusa o no formalmente al Presidente. La mayoría en la Cámara de Representantes son demócratas, por lo que se cree, podrían en su mayoría votar a favor ya que pertenecen al partido adversario al del Presidente.

4.- La responsabilidad pasa al Senado, el escenario donde se llevaría a cabo el juicio propiamente dicho para determinar la culpabilidad o inocencia del Presidente.

5.- Allí, los miembros de la Cámara de Representantes harían las veces de fiscales, los senadores actuarían de jurados y el presidente del Tribunal Supremo ejercería de supervisor máximo.

6.- La condena y destitución del Jefe de Estado requeriría en este caso del voto a favor de dos tercios de los miembros del Senado.

7.- El Senado en la actualidad cuenta con 53 republicanos, 45 demócratas y dos independientes; si bien estos últimos, en la mayoría de las ocasiones votan del lado del Partido Demócrata. Para que el Presidente sea destituido sería necesario lograr 67 votos, por lo que haría falta que al menos, 20 de los senadores republicanos aprobaran el proceso.

FUENTE: REDACCIÓN/Con información de agencias

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con la salida de las tropas de EEUU del norte se Siria?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas