MIAMI.- A diferencia del primer debate, en el que el blanco preferido fue Gwen Graham, esta vez los precandidatos demócratas a la gobernación de la Florida decidieron enfilar sus baterías contra el gobernador Rick Scott, los republicanos que han mantenido su hegemonía durante 20 años en Tallahassee y, por supuesto, el presidente Donald Trump.

En un debate patrocinado por el Florida Freedom Forum, los cuatro precandidatos demócratas (Andrew Gillum, Gwen Graham, Chris King y Philip Levine) se encontraron en el Miramar Cultural Center, del condado Broward, para debatir durante casi dos horas los temas que preocupan al electorado del Estado del Sol.

Esta vez uno de los candidatos que generó mayores ovaciones del público fue Chris King, quien aún está lejos de Levine o Graham, los dos que encabezan las encuestas. Aunque en los últimos sondeos el exalcalde de Miami Beach ha logrado una notable ventaja sobre la excongresista.

Hubo preguntas no sólo de los moderadores del debate (Yamiche Alcindor y Luis Hernández del canal público PBS-WLRN) sino de representantes de las organizaciones que conforman el Florida Freedom Forum.

Puerto Rico

Donde hubo fuertes críticas al presidente Trump fue en su manejo a la crisis provocada por el huracán María que destruyó a la Isla del Encanto.

“Es ridículo lo que pasó con el presidente, fue una vergüenza también para el mundo” afirmó Levine. Gillum –alcalde de Tallahassee- dijo que Trump había aprendido geografía al poder localizar Puerto Rico en el mapa.

Los dos precandidatos coincidieron en que, de ser elegidos gobernadores, los certificados y credenciales profesionales (de médicos y odontólogos, por ejemplo) de los boricuas serían validados de manera automática en Estados Unidos, para que pudieran ejercer sin problemas en el momento en que llegaran al continente.

Graham se refirió a financiar vivienda asequible para los recién llegados con el fin de que pudieran disfrutar en una vida plena en Florida.

King indicó que había sido muy pobre la respuesta que había dado Washington a la crisis en Puerto Rico.

Aborto

En este tema todos los precandidatos coincidieron en que el estado-gobierno no tiene por qué inmiscuirse en las decisiones que tomen las mujeres con su cuerpo.

Sin embargo, cada uno de ellos puso su propio énfasis. Gillum habló de los métodos anticonceptivos asequibles para todas las mujeres. Graham subrayó en que era el momento de tener en Tallahassee a una gobernadora que luche por los derechos de las mujeres. “Me enorgullece tener las mejores calificaciones de Planned Parenthood”. Defendió la opción universal del sistema de salud y enfatizó en el acceso a la salud para todas las mujeres.

Levine el tema desde el punto de vista legal: quien llegue a Talahassee tendrá que nombrar a tres magistrados de la Corte Suprema de la Florida. “Debemos tener una rama judicial que respete a las mujeres”, puntualizó el exalcalde.

“Hay que detener la criminalización del aborto”, propuso King. Expresó que en Tallahassee hay una “cultura tóxica” contra las mujeres.

Pedirle cuentas a la educación

Todos los candidatos criticaron lo que consideraron como un exceso de exámenes de estado para los estudiantes.

Tanto para King como para Levine, hay que dejar que los maestros puedan opinar sobre el sistema educativo. Se deben involucrar en todo el proceso educativo.

“En promedio los maestros de la Florida ganan los salarios más bajos de todo el país”, precisó Graham. Levine arrancó aplausos cuando expresó que “vamos a dejar de invertir en escuelas chárter y destinar esos recursos a la educación pública”-

Gillum prometió que si llega a ser gobernador, subirá el salario de los maestros y del personal administrativo de las escuelas. Señaló como un despropósito que se gaste $55.000 al año para mantener a un joven en la cárcel y $7.000, también al año, para educarlo.

Seis meses

A pesar de que todos los candidatos reconocen y entienden lo que significa el cambio climático, no todos pudieron decir qué harían en los seis primeros meses de su mandato para tratar un tema que es prioridad en Florida.

Gillum y King fueron retóricos en sus respuestas y no se enfocaron en la pregunta, es decir, que harían en los seis primeros meses.

King habló de su oposición a la industria azucarera, culpable por el deterioro de los Everglades. “No hemos sido capaces de tratar el tema de restaurar los Everglades,. La industria del azúcar ha sido una gran influencia para evitar que eso pase”, subrayó.

Gillum habló de crear una comisión especial para estudiar el tema de la resiliencia. Propuso triplicar la producción de energía solar, “generar una economía y empleos verdes”.

Graham destacó que en el primer día de su mandato en la gobernación del Estado del Sol nombrará una comisión “para que hable de ese tema. Cada edificio que sea construido con dineros públicos debe tener paneles solares. Las empresas de servicios públicos no pueden obstaculizar el acceso barato a ese tipo de energía”, subrayó.

Levine recordó que como alcalde de Miami Beach tuvo la experiencia de luchar contra el calentamiento global. Se refirió a los $500 millones invertidos en infraestructura “para que La Playa tuviera un futuro. Como gobernador, nombraré al jefe de la oficina de resiliencia y medio ambiente y cumpliré con lo decidido en el Acuerdo de París [sobre cambio climático, del cual se retiró Estados Unidos].

Autoridades federales

En el tema migratorio los candidatos tuvieron críticas muy fuertes hacia el gobierno de Donald Trump.

“No creo que las autoridades locales se tengan que convertir en agencia de ICE [la policia migratoria]. Trump quiere dividirnos y devaluar a los inmigrantes y sus aportes”, puntualizó King.

Graham le pidió a Trump que deje de utilizar el odio para referirse al estado de la Florida. “El Partido Republicano nos ha dividido, tenemos que luchar por una reforma migratoria justa”, añadió Levine.

“Yo no quiero convertir Tallahassee en una ciudad que esté pidiéndole evidencias de estatus migratorio a sus residentes”, recalcó Gillum.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que la economía en EEUU ha mejorado con el Gobierno de Donald Trump?

No
No hay mayor cambio
ver resultados

Las Más Leídas