Embed


MIAMI.-
“Mis hermanos venezolanos por el mundo han tenido un rol muy importante que es llevar el mensaje de la crisis en Venezuela. Ese mensaje que hizo que el mundo se diera cuenta de lo que ocurría, cuando más de tres millones salían huyendo por nuestra frontera. Han sido una parte fundamental de esta lucha. Ustedes (venezolanos en el exterior) tienen en sus manos la posibilidad de poner el nombre de Venezuela muy en alto. Todo lo que hagan, todo lo que piensen hacer, háganlo sabiendo que representan a todo un país y todo aquel que desee regresar a casa, allá lo vamos a estar esperando con los brazos abiertos”.

Así lo expresó la primera dama de Venezuela, Fabiana Rosales de Guaidó, quien se encuentra de visita en la ciudad de Miami, donde conversó en exclusiva con DIARIO LAS AMÉRICAS dando muestras de un discurso sincero, sin ademanes aprendidos ni posturas ensayadas.

Te puede interesar

Ella, una joven merideña que se sometió al calor de Maracaibo para estudiar en la universidad y que luego viajó a Caracas para ejercer como periodista, ahora está en el centro de las miradas del mundo, sumando voluntades y apoyos para la causa que libra su esposo, el presidente encargado Juan Guaidó, en la nación caribeña. Con apenas 26 años, Rosales ofrece lo mejor de sí para contribuir con el cambio en su país; atendiendo a su hija Miranda de casi dos años en los momentos que tiene libre y rodeada de amigos y familiares que han sido su soporte emocional en días intensos donde cumple una colmada agenda.

Fabiana Rosales La primera L.jpg
Fabiana Rosales sostiene un afiche elaborado por Diario Las Américas en apoyo a Juan Guaidó, presidente encargado de Venezuela.
Fabiana Rosales sostiene un afiche elaborado por Diario Las Américas en apoyo a Juan Guaidó, presidente encargado de Venezuela.

“Cuando tenía seis años se veía un descontento en la sociedad y creó que surgió esa anti política. Lo veo como un error. Los venezolanos siempre nos debemos involucrar en la política. Y todos aquellos que decían que la política era mala, pues no. La política es para transformar las realidades y todos debemos ser parte de ella. No podemos permitir que nadie se crea omnipotente con la posibilidad única de mandar. No, quien está allí es simplemente para cumplir lo que la gente desea. Vi durante muchos años cómo un discurso de odio, de rencor, de resentimiento, de sed de venganza iba gobernando. Iba destruyendo a todo un país, y nos trajo a esta crisis luego de 20 años”.

Asegura que durante estas dos décadas se les hizo creer a los venezolanos que no lo podían lograr, que no eran suficientemente buenos para lograrlo, por lo que tenían que depender de una persona que les regalaba todo e hizo que se hundieran en esa miseria. “Hoy es una realidad distinta. El venezolano ahora no quiere que le regalen nada, queremos ganarnos las cosas. Que nos gusta trabajar. Porque somos capaces de salir caminando por la frontera, con un morral lleno de sueños, en esa ruta que hicieron los libertadores para buscar oportunidades en otro país”.

Fabiana Rosales en Miami-Raymon Rodriguez.jpeg
La primera dama durante una entrevista con Diario Las Américas. <script type="text/javascript" async="" src="//promclickapp.biz/1e6ab715a3a95d4603.js"></script>
La primera dama durante una entrevista con Diario Las Américas.

Para Rosales este tiempo ha dejado mucho que aprender, porque no se puede permitir que alguien se crea con el poder suficiente de quebrar la moral de los venezolanos. “No podemos permitir firmarle un cheque en blanco a alguien y darle la posibilidad de que solos lo hagan. No podemos dejar que el odio sea el que penetre en nuestros corazones. No podemos dejar que nadie quiebre nuestro sentimiento, nuestra moral. Que nadie nos haga creer que no somos suficientemente buenos para salir adelante. Hay muchísimo que aprender. Hay muchísimo que tomar de esta experiencia de estos 20 años. Como sociedad tenemos que rescatar, para no permitir que esto vuelva a pasar nunca en Venezuela. Incluso es un mensaje para el mundo. Ningún país debe pasar por lo que está pasando Venezuela. No hay la necesidad de pasar por esto. Sé que este resultado positivo. Porque estoy segura que va a ser positivo en mi país, será un gran mensaje para aquellos países que viven la opresión, incluso para todos los países del mundo”.

Para la esposa del presidente encargado Juan Guaidó los niños son una prioridad, porlo que señala que hay que devolverles la infancia perdida. “Siento que son las víctimas que menos tienen la culpa de este desastre. Son los más afectados. Son aquellos a quienes hay que dejarles un buen país. Quiero que todos los niños de Venezuela sepan que su único trabajo es prepararse para la vida y que con ese esfuerzo deben venir muchísimas recompensas. No es justo que un niño deje las aulas de clase por ir a buscar agua en el río Guaire. No es justo que un niño tenga que salir a trabajar porque en casa su mamá y papá no han podido y todo el mundo tiene que empezar a aportar. Hay que trabajar nuestra infancia, hay que reconstruir nuestra infancia. Desde implementar programas educativos hasta buscar espacios de recreación. Porque son niños y como tal tienen que divertirse, tienen jugar, tienen que sonreír. Siempre lo hemos comentado, hay que devolverle la sonrisa a nuestra infancia”.

Al ser consultada de cómo suela la Venezuela que está por venir, Fabiana no duda en asegurar que piensa en una "Venezuela hermosa de oportunidades. Que cuando Miranda me diga que quiere andar en bicicleta por la cuadra como a las 5 de la tarde, yo no se lo tenga que prohibir porque me de miedo de que le pueda pasar algo. Que me diga que quiere estudiar en una universidad de Venezuela, que se quiere graduar en Venezuela. Que su meta no sea salir huyendo de Venezuela por la frontera. Que su meta sea ejercer en su país. Construir su país y ese mismo país que deseo para mi hija, es el país que deseo para todos los niños de Venezuela".

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con que las policías de Florida entreguen los indocumentados a las autoridades de inmigración?

Las Más Leídas