Jhernandez@diariolasamericas.com
@hesushdez

MIAMI.- Luego de pasar su prueba de fuego el año pasado, cuando el huracán Irma arrebató la electricidad a 4,4 millones de inmuebles en la Florida, la empresa eléctrica Florida Power & Light (FPL) se propone continuar su plan de mantenimiento para evitar males peores.

“Acabamos de reemplazar cuatro postes de electricidad en Hialeah con postes más fuertes de hormigón, capaces de soportar vientos de 145 millas por hora”, declaró a DIARIO LAS AMÉRICAS Florencia Contesse, vocera de FPL, la empresa eléctrica que provee servicio a más de la mitad del estado.

Los nuevos postes sujetan un tendido eléctrico que permite el servicio eléctrico a unos 1.500 inmuebles en Hialeah y Miami Springs, incluyendo una escuela primaria y una estación de policías.

“Estas mejoras forman parte del plan de fortalecimiento de la red eléctrica, lo cual permite que estemos preparado para cualquier tormenta, sobre todo ahora que se acerca la temporada ciclónica, que comienza el 1 de junio”, subrayó la vocera.

De hecho, estudiosos de los huracanes en Colorado State Univesity anticipan que este año podría traer 14 tormentas a la zona del Caribe y el Atlántico, siete de las cuales podrían generar vientos superiores a las 111 millas por hora, unos 178 kilómetros por hora.

“Por eso y más nos preparamos y queremos que todos, autoridades, clientes y toda la ciudadanía se prepare para evitar problemas y avise a FPL sobre cualquier situación de cuidado o peligro”, explicó.

Por otra parte, FPL espera fortalecer 24 líneas eléctricas principales, que proveen electricidad a unos 50.000 inmuebles.

Según datos publicados por FPL, la empresa de electricidad empleó 3.000 millones de dólares durante los últimos 10 años “para fortalecer la red”.

Sobre la siempre esperada poda de árboles, Contesse anticipa que FPL podará los árboles a lo largo de unas 15.000 millas de línea eléctrica, incluyendo unas 3.000 millas en Miami-Dade.

“Lo hacemos por zonas y vamos alternando, según la necesidad y la frecuencia”, explicó la vocera, en respuesta a por qué hay barriadas en las que los árboles no se podan en tres o cuatro años.

El año pasado, a raíz del paso del huracán Irma en septiembre, varias municipalidades, entre ellas Miami y Coral Gables, amenazaron con demandar a FPL por la falta de fluido eléctrico, que achacaron a “la falta de poda de árboles”, cuyas ramas dañaron el tendido eléctrico.

Entonces, la empresa eléctrica aludió a supuestas dificultades de realizar la poda regular en Coral Gables, ante la existencia de regulaciones que restringen cortar las ramas de los árboles.

Coral Gables finalmente optó por demandar a FPL y el expediente continúa abierto en la corte civil regional.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el proyecto de estadio de David Beckham en las cercanías del Aeropuerto de Miami debe ser aprobado?

Las Más Leídas