Embed

dcastrope@diariolasamericas.com
@danielcastrope

MIAMI.- Los inquilinos de un edificio de apartamentos situado en el municipio de Hialeah quedaron “sorprendidos” al recibir una carta en la que el propietario del inmueble les intenta cobra una cuota de $100 adicionales a la suma que pagan por concepto de renta, por unas supuestas multas que le habría impuesto la Ciudad al propietario, por arrojar basuras en frente de la edificación, pero mucho más “asombrados” quedaron al enterarse de que las mencionadas multas nunca han sido impuestas.

En la comunicación que llegó a las 20 unidades residenciales del edificio Chalet, el pasado 12 de diciembre, de la cual DIARIO LAS AMÉRICAS tiene constancia, el propietario del inmueble escribe textualmente que “es la quinta vez que la ciudad nos impone multas por muebles en frente del edificio”, y por ende, dice también la misiva, “los inquilinos (…) deben pagar 100 dólares de fee en este mes de diciembre”.

Tras ser consultado por DIARIO LAS AMÉRICAS, el alcalde de Hialeah, Carlos Hernández, afirmó que una vez conoció del caso hizo las averiguaciones internas correspondientes, y encontró que “en nuestros registros del Departamento de Obras Públicas no existe ninguna multa en contra de ese edificio”.

La carta es firmada por el dueño de la propiedad, identificado como Marco Male, quien al ser interrogado telefónicamente por nuestro medio admitió que “no hemos recibido multas” sino “alerta de multas”, lo cual no coincide con el contenido de la carta enviada a sus inquilinos.

CARTA HIALEAH
Texto de la carta enviada a los residentes del edificio Chalet.
Texto de la carta enviada a los residentes del edificio Chalet.

Y agregó: “La Ciudad nos ha dicho que si sigue ocurriendo lo mismo, vamos a ser multados. Ellos [los inquilinos] no quieren decir quién bota muebles y por eso algunas veces tienen que pagar justos por pecadores”, agumentó.

Al respecto, una inquilina residente del inmueble dijo a DIARIO LAS AMÉRICAS que el propietario de la edificación tiene a una persona encargada del cobro de la renta, que anunció –según la mujer– “que en estos días pasará a recoger el dinero de la multa”.

De acuerdo con otra inquilina, que tampoco quiso identificarse por miedo a represalias, “cualquiera viene a botar cosas viejas aquí y por eso ahora nos quieren cobrar a nosotros por una multa que es mentira”.

El edificio está situado en el 195 W 25 St, en Hialeah, Florida, en un lote que no tiene protección de rejas o muros externos, y en sus alrededores se encuentran bodegas destinadas a diferentes tipos de negocios.

“No deben pagar”

Carlos Hernandez web
El alcalde de Hialeah, Carlos Hernández.
El alcalde de Hialeah, Carlos Hernández.

Para el alcalde Hernández, la acción del dueño del edificio “no es correcta porque no existe ninguna multa” y afirmó que “yo diría que los inquilinos en este caso no tienen que pagarle nada al dueño, aunque cada propiedad tiene sus propias políticas en las que no puede meterse la Ciudad”.

El edil ratificó que después de revisar los registros del Departamento de Obras Públicas de la municipalidad floridana “pudimos encontrar por la dirección que aparece en el papel que le enviaron a los inquilinos, que no ha sido puesta ninguna multa por basura grande en esa propiedad. Eso que está haciendo el dueño no está bien hecho”.

Según Hernández, una multa que imponga la Ciudad por mala disposición de basuras no podría trasladarse a los residentes del edificio “porque ellos no están obligados a estar pendientes de lo que sus vecinos o personas de otros sectores vayan a dejar al frente de esa propiedad”.

Más adelante dijo: “El dueño debe tener a alguien que haga esa labor de vigilar el edificio para que esas cosas no pasen, y nosotros vamos a ver qué podríamos hacer en este caso para que no se cometa ninguna injusticia contra los inquilinos”.

“No vamos a pagar”

Si algo tienen claro los inquilinos desde antes y después de conocer que no existe ninguna multa expedida por parte de la Ciudad, es que no van a pagar la cuota de 100 dólares extra que les está exigiendo el propietario del edificio.

DIARIO LAS AMÉRICAS habló con varios residentes quienes aseguran que ninguno de ellos ha incurrido en una violación a las normas de convivencia y uso de los espacios públicos del lugar, y que en el caso de los muebles que ocasionaron la carta del propietario –dijo un vecino– “aquí pueden revisar que nadie tiene muebles nuevos en los apartamentos”.

Una de las inquilinas entrevistadas por este medio afirmó que “esto es un gran abuso porque también nos están subiendo la renta y por un apartamento de un cuarto estamos pagando 950 dólares y hay otros vecinos que en apartamentos de dos cuartos pagan más de 1.100. Yo no tengo para pagar 100 dólares más por el capricho de ese señor”.

Entretanto, otra vecina sostuvo que las personas que residen en ese complejo de apartamentos son de “escasos recursos” y, de acuerdo con su testimonio, “muchos de los residentes viven de un salario que no les alcanza para costear todos sus gastos”.

Agregó que si tuviera que pagar la cuota exigida por el dueño del edificio, “yo no podría ni comprar las cosas de la cena de Navidad, porque son 100 dólares que no estaban en mi presupuesto de gastos para estos días”.

Dijo además que “las condiciones de los apartamentos no son las mejores”, que durante todo el tiempo que lleva viviendo en ese lugar “solo ha sido fumigado una vez” y que “la zona de las lavadoras se encuentra abierta a todo el mundo y cualquier persona lava allí hasta los utensilios que usan para sus mascotas”.

“Justos por pecadores”

En la breve comunicación que sostuvo DIARIO LAS AMÉRICAS con el dueño de la propiedad, Male aseguró que casi a diario tiene que pagar por el servicio de algunos camiones para que se dirijan hasta el edificio a recoger las basuras que en su opinión, los inquilinos colocan en áreas no permitidas.

Señaló que “voy a llegar a un acuerdo con los inquilinos, no se preocupen” y reiteró que “no hemos recibido multas, sino unas alertas”, pero que quiere saber quién o quiénes están arrojando desechos como muebles en mal estado al frente de la propiedad.

“A veces tienen que pagar justos por pecadores”, afirmó Male, quien firma la carta enviada a los inquilinos del inmueble, con una dirección en Hialeah donde funciona una agencia de viajes y turismo que ofrece servicios de pasaportes, reservaciones de pasajes y hoteles a Cuba.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Crees que el medio centavo de impuesto adicional ha mejorado el transporte público en Miami-Dade?

Sí, lo necesario
Sí, pero no lo suficiente
No, en lo más mínimo
No, ha desmejorado
ver resultados

Las Más Leídas