Embed

MIAMI.- El vicepresidente Mike Pence afirmó este martes que Cuba debe "apartarse del camino" que lleva a la libertad de Venezuela y aseveró que el Gobierno de Donald Trump seguirá presionando diplomática y económicamente para que lo haga.

Si hay un país foráneo que esté "impactando en el destino de Venezuela no es Estados Unidos, sino Cuba", aseveró.

Te puede interesar

Pence habló así en el puerto de Miami, donde participó en una rueda de prensa para informar de la misión de cinco meses que realizará el buque hospital de la Marina estadounidense USNS Comfort por Sudamérica, Centroamérica y el Caribe para ayudar a enfrentar los efectos de la crisis humanitaria venezolana en otros países.

El Gobierno de Donald Trump, ratificó el vicepresidente, va a seguir firmemente comprometido con Juan Guaidó, al que reconoce como presidente interino de Venezuela, y con el pueblo de Venezuela hasta que "se restablezca la democracia".

Antes de la rueda de prensa, Pence visitó el buque hospital junto a su esposa, Karen, con la que viajará esta noche a Orlando, Florida, para asistir al mitin en el que el presidente Trump anunciará que buscará la reelección en las presidenciales de 2020.

mike-pence-vicepresidente-eeuu-buque-hospital-usns-confort-06182019-captura-video-dla.jpg
El vicepresidente de EEUU, Mike Pence, habla a la tripulación del buque hospital USNS Confort  el 18 de junio de 2019 en el puerto de Miami.
El vicepresidente de EEUU, Mike Pence, habla a la tripulación del buque hospital USNS Confort el 18 de junio de 2019 en el puerto de Miami.

En respuesta a la pregunta de una periodista, el vicepresidente dijo que es hora de que la Unión Europea (UE) se ponga también de parte de "la libertad en este hemisferio", de parte "del pueblo de Venezuela".

Pence eludió las preguntas sobre la posibilidad de una intervención militar estadounidense en Venezuela y se limitó a señalar que "todas las opciones están sobre la mesa".

Destacó la ayuda humanitaria de EEUU a los venezolanos y agradeció la "generosidad" de los países vecinos que han acogido a los millones de desplazados por la crisis en Venezuela.

El buque hospital USNS Comfort partirá este miércoles del puerto de Miami y realizará paradas en Colombia, Costa Rica, la República Dominicana, Ecuador, Granada, Haití, Jamaica, Panamá, Santa Lucía y Saint Kitts y Nevis.

La descomunal embarcación, de 894 pies de largo (algo así como tres canchas de fútbol) y 100 pies de alto, podría llegar a atender entre 300 y 500 pacientes en cada parada y realizar hasta 12 cirugías.

El USNS Comfort igualmente cuenta con un helicóptero para trasladar a los pacientes al barco y de ahí llevarlos de regreso a los hospitales.

Este es el segundo despliegue a la región del buque hospital estadounidense en los últimos seis meses y el séptimo desde 2007, según adelantó en mayo la Armada, que indicó que la misión ayudará a "aliviar la presión a los sistemas médicos de los países que acogen a venezolanos".

El USNS Comfort cuenta con más de 1.000 camas, una docena de salas de cirugía, servicios radiológicos digitales, un laboratorio, farmacia y un banco de sangre con 5.000 unidades, así como con un helipuerto para aeronaves de gran tamaño.

En esta misión, llevará una tripulación de 197 profesionales médicos, dentro de un personal total de más de 800, de acuerdo con el comandante médico del buque, Kevin Buckley.

Una fuente de la Casa Blanca subrayó la importancia de la misión porque "la crisis política" y económica en Venezuela "ya ha hecho que más de 4 millones de venezolanos abandonen el país, y se espera que otros 2 millones lo hagan" antes de que acabe 2019.

FUENTE: Con información de EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con que las policías de Florida entreguen los indocumentados a las autoridades de inmigración?

Las Más Leídas