MIAMI.- El presidente Donald Trump se reunió en Hialeah con pequeños empresarios para defender las bondades de la reforma tributaria que adoptó el Congreso el pasado mes de diciembre.

Segundos antes de que Trump subiera al escenario, los legisladores republicanos Marco Rubio y Mario Diaz-Balart hicieron su aparición en medio de los aplausos de los asistentes.

Con Trump estuvieron los secretarios de Trabajo (Alex Acosta) y del Tesoro (Steve Mnuchen) quienes no hablaron durante toda la reunión.

Esta mesa redonda se celebró en el coliseo cubierto del Bucky Dent Park, en Hialeah.

El Presidente inició su intervención hablando de los "grandes acuerdos comerciales" que ha hecho esta administración [el único que se ha firmado hasta el momento es con Corea del Sur] y de ser "duro" con Cuba, afirmación que arrancó aplausos por parte de la concurrencia.

Trump celebró que hubiera un mural detrás de él que decía USA open for business (Estados Unidos abierto a los negocios). Eso le dio la oportunidad para afirmar que muchas compañías estadounidenses –afincadas en el exterior– están regresando. "Miles de millones, incluso billones están inviertiendo aquí", indicó el Presidente.

Se refirió a que este martes, 17 de abril, es el último día para presentar la declaración de impuestos. Prometió que, gracias a la reforma tributaria, "el año entrante será más fácil. Recibirán mucho dinero de sus impuestos".

A propósito, mencionó al senador Bill Nelson –quien busca su reelección al Senado federal por el Partido Demócrata y tiene como oponente al republicano Rick Scott, gobernador de Florida y firme aliado de Trump– como alguien que querrá subir los impuestos.

TrumpHialeahpequeñosnegocios_DSC0889.jpg
El presidente Donald Trump, durante la mesa redonda en Hialeah con pequeños empresarios. A su derecha, la empresaria Irina Villarino
El presidente Donald Trump, durante la mesa redonda en Hialeah con pequeños empresarios. A su derecha, la empresaria Irina Villarino

Insistió que el "recorte masivo de impuestos fue exitoso. Van a tener mucho más dinero para gastar y es el más grande que se ha hecho, incluso más grande que los recortes de Ronald Reagan".

Señaló que desde el día de su toma de posesión, el 20 de enero de 2017, se han creado 3 millones de puestos de trabajo y destacó que el desempleo en los hispanos, los afroamericanos y las mujeres es el más bajo desde que se lleva registro.

Con la reforma tributaria también se acabó la obligación individual de adquirir un seguro a través del Obamacare o, de lo contrario, tener que pagar una multa. "Con esa obligación anulada, ya no existe el Obamacare", sentenció.

Como era obvio, al lado de la reforma tributaria mencionó las supresión de regulaciones. "Hemos acabado con más regulaciones que cualquier otro presidente", aseveró.

"Es la primera vez en 18 años que los salarios están subiendo", precisó el Presidente.

Los pequeños comerciantes

El primer empresario en hablar fue Alberto Bello, quien nació y creció en Hialeah, de padres cubanos. Él es el presidente de Palmetto Transport.

Explicó que gracias a la reforma tributaria ha sido capaz de invertir en nueva tecnología, en más equipos y más innovación para su empresa. Le agradeció al Presidente por aprobar esa ley.

Trump le sedió la palabra al senador Marco Rubio, quien calificó al Presidente como "campeón de la democracia en este hemisferio". También dijo que finalmente una presidencia hacía algo contra el robo a la economía estaodunidense a manos de los chinos. "Millones de padres de familia tendran más dinero en sus bolsillos por su liderazgo [el de Trump]".

El turno fue para Patricia Junquera, cubana que llegó a Miami en 1967. Reveló que en 1984 empezó su negocio, un consultorio dental en el condado Miami-Dade. También informó que, gracias al recorte de impuestos, había podido adquirir nueva tecnología y darles bonos a sus empleados.

Máximo Alvarez, presidente de Sunshine Distributer, describió su experiencia de haber llegado como menor de edad en la llamada operación Pedro Pan. Dijo que no habría podido contratar 40 nuevos empleados sin la ley aprobada de reducción de impuestos.

Irina Villarino, dueña de Las Vegas Cuban Cuisine, contó que su familia llegó a Estados Unidos durante "el éxodo del Mariel. Llegamos aquí porque esta es la tierra prometida, de oportunidades y democracia". Empezó su negocio en 1984 y ahora tiene 50 locales.

Precio de la libertad

Trump le dio la palabra a Diaz-Balart, quien se refirió a Hialeah como una comunidad que sabe "el precio de la libertad". También se refirió a "la Ciudad que Progresa" como un lugar de personas que trabajan muy duro y a las que, según el representante, esa reforma tributaria los impactará de manera positiva.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está usted de acuerdo con un "alcalde fuerte" para la ciudad de Miami?

SI
NO
NO SÉ
ver resultados

Las Más Leídas