MIAMI.- Es un proyecto de ley que ya pasó dos comités: el de Infraestructura y Transporte, y el de Medios y Recursos. Le falta el de Responsabilidad Gubernamental. Se trata de ordenar que el polémico impuesto del medio centavo, aprobado por el electorado del condado Miami-Dade en 2002, sea utilizado estrictamente para desarrollo de modalidades de transporte e infraestructura.

La propuesta también evitaría que el polémico impuesto se dedique a gastos de operación, como pago de salarios o para otros gastos del personal que trabaja en el área de transporte.

En el Condado ha habido una fuerte polémica por el uso que se le ha dado a ese impuesto. Sus críticos han dicho que se dedica más a gastos de operación y mantenimiento de sistema que al desarrollo de proyectos de transporte.

De acuerdo con ese proyecto de ley –presentado por el representante republicano Bryan Avila, de la bancada de Miami-Dade– que tiene su versión idéntica en el Senado, el dinero recolectado iría a desarrollar soluciones de transporte rápido, vías para autobuses, compra de terrenos y construcción de vías y puentes.

También se utilizaría para el pago a capital e intereses de los bonos de deuda que se hayan emitido para la construcción o arreglos de sistema de transporte rápido.

Sólo el 25% de ese impuesto se podría destinar a otros usos no relacionados con el transporte.

El Smart Plan

Esta ley, de aprobarse, podría darle un impulso a planes de transporte rápido como el Smart Plan. Concentraría los recursos del medio centavo en tareas para las que fue creado, hace 15 años.

Los sistemas de trolly –los autobuses que circulan en municipios como ciudad de Miami, Miami Beach y Doral– y los beneficios de exención del pago de peajes para personas de la tercera edad, minusválidos y estudiantes. Apenas un 30% de los usuarios del sistema público de transporte paga tarifas completas. El resto es subsidiado.

¿Obligaría esta decisión de Tallahassee a subir los impuestos en el condado Miami-Dade para compensar ciertos gastos que ya no se podrían hacer con el medio centavo?

“Tendríamos que, de la noche a la mañana, buscar 94 millones de dólares que no entrarían al fondo general. ¿Y de dónde saldría ese dinero faltante? Habría que subir el impuesto a la propiedad”, señaló el asesor de Comunicaciones del Condado Miami-Dade, Mike Hernández.

“Tallahassee se está metiendo en los asuntos locales y la administración del alcalde Carlos Giménez no está de acuerdo con eso”, precisó Hernández.

De acuerdo con él, lo que ha propuesto Giménez es que se haga una reducción gradual de lo que se dedica del medio centavo a operaciones y mantenimiento que, en la actualidad, es 150 millones de dólares. “La administración busca que para 2020 se dediquen sólo 30 millones a gastos de operaciones”, indicó el asesor.

Para Hernández, Tallahassee está debatiendo un proyecto con muy poco conocimiento de un tema tan complejo como el transporte en el condado Miami-Dade. “Estamos hablando de un impuestos que decidimos aquí, fue un voto del electorado”, añadió.

Aclaró, por otra parte, que durante la recesión de 2009-2011, el medio centavo tuvo que dedicarse a funcionamiento porque se había desplomado el impuesto de propiedad. Era la única manera de compensar la falta de ingresos que llegaban al fondo general.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el reconteo de votos en Florida despejará las dudas sobre el ganador en el senado y la gobernación?

Las Más Leídas