MIAMI.- Hoy lunes 31 de agosto es el día más esperado del verano por miles de restaurantes y cafeterías en Miami-Dade porque podrán volver a reabrir sus salones, por segunda vez en tres meses, con estrictas medidas sanitarias, muy similares a las que el Gobierno condal estableció en mayo para combatir el contagio de coronavirus.

A partir de hoy, el Condado Miami-Dade reactiva la guía de reglas sanitarias para salones, con énfasis en el uso de mascarillas, ventilación necesaria al exterior y distancia de seis pies mesas, además del uso limitado de 50 % del aforo usual, o sea 50 % de la capacidad permitida en tiempo de normalidad.

Te puede interesar

“Hay que usar mascarilla hasta que el agua sea servida en la mesa y si la persona se levanta, tiene que ponerse la mascarilla”, subrayó el alcalde de Miami-Dade, Carlos Giménez.

“Esperamos este día con muchos deseos. Las pérdidas han sido muchas. Apenas recibimos el 30% de los clientes que venían antes de la pandemia”, comentó Mary Rodríguez, que lo mismo atiende al público que asiste a la administración en asistente administración en la cafetería Mima's Kitchen, en Coral Way y avenida 22.

De hecho, el local habilitó una carpa en el estacionamiento, con sillas, mesas, ventiladores e incluso plantas para ornamentar el lugar, pero apenas uno o dos clientes acuden a ella para consumir.

“Tener que servir afuera, en una terraza, es muy complicado para los clientes, con estos calores y humedad que hay en Miami”, señaló Mary, quien recordó que antes era 12 empleadas y ahora apenas son seis.

Entretanto, restaurantes populares como El Exquisito, Old Lisbon y El Carajo tuvieron que limitar sus ventas a entrega y reparto de un menú limitado a las puertas del inmueble, por no tener espacio para terraza.

“Yo diría que apenas tuvimos el 20% de los que servíamos antes”, aseguró Mario, empleado de Old Lisbon.

En efecto, las pérdidas económicas han sido grandes. Tras el primer golpe en marzo, el cierre que duró más de dos meses, vino el segundo en julio y ahora se percibe una rara mezcla de esperanza e incertidumbre.

“Contestos estamos por la reapertura de los salones”, declaró María, empleada del restaurante Versailles, en Calle 8, que pudo habilitar una gran carpa en el estacionamiento para servir a comensales en mesas.

“Ojalá no venga otro cierre. Ojalá no volvamos a tener otro repunte de coronavirus”, señaló, sin poder esconder la inquietud en su rostro.

En el interín Miami-Dade, el condado más poblado de Florida, reporta ahora 500 y tantos nuevos casos diarios. Una merma de más de 400% si tenemos en cuenta los más de 3.000 que se reportaban hace un mes.

Según el informe diario del alcalde condal, la tasa de pruebas y positivos de los últimos 14 días figura por debajo de 10% por quinto día, exactamente 8.81%.

Esto significa un mejoramiento significativo respecto a tres semanas atrás, cuando se reportó 20%, e incluso 28% cuando se incluían los casos reincidentes

De hecho, la tasa recomendada por el Centro para el Control de Enfermedades (CDC) para establecer la llamada “nueva normalidad” es menos de 10% con tendencia al 5% por 14 días.

A partir de hoy, el Condado Miami-Dade reactiva la guía de reglas sanitarias para salones, con énfasis en el uso de mascarillas, ventilación necesaria al exterior y distancia de seis pies mesas, además del uso limitado de 50 % del aforo usual, o sea 50 % de la capacidad permitida en tiempo de normalidad.

“Hay que usar mascarilla hasta que el agua sea servida en la mesa y si la persona se levanta, tiene que ponerse la mascarilla”, subrayó el alcalde de Miami-Dade, Carlos Giménez.

“Esperamos este día con muchos deseos. Las pérdidas han sido muchas. Apenas recibimos el 30% de los clientes que venían antes de la pandemia”, comentó Mary Rodríguez, que lo mismo atiende al público que asiste a la administración en asistente administración en la cafetería Mima's Kitchen, en Coral Way y avenida 22.

De hecho, el local habilitó una carpa en el estacionamiento, con sillas, mesas, ventiladores e incluso plantas para ornamentar el lugar, pero apenas uno o dos clientes acuden a ella para consumir.

“Tener que servir afuera, en una terraza, es muy complicado para los clientes, con estos calores y humedad que hay en Miami”, señaló Mary, quien recordó que antes era 12 empleadas y ahora apenas son seis.

Entretanto, restaurantes populares como El Exquisito, Old Lisbon y El Carajo tuvieron que limitar sus ventas a entrega y reparto de un menú limitado a las puertas del inmueble, por no tener espacio para terraza.

“Yo diría que apenas tuvimos el 20% de los que servíamos antes”, aseguró Mario, empleado de Old Lisbon.

En efecto, las pérdidas económicas han sido grandes. Tras el primer golpe en marzo, el cierre que duró más de dos meses, vino el segundo en julio y ahora se percibe una rara mezcla de esperanza e incertidumbre.

“Contestos estamos por la reapertura de los salones”, declaró María, empleada del restaurante Versailles, en Calle 8, que pudo habilitar una gran carpa en el estacionamiento para servir a comensales en mesas.

“Ojalá no venga otro cierre. Ojalá no volvamos a tener otro repunte de coronavirus”, señaló, sin poder esconder la inquietud en su rostro.

Jean-Baptiste Guilpain, propietario de Plate, un pequeño restaurante muy acogedor, que está localizado en Coral Way y la avenida 21, prefiere esperar unos días para opinar, tras dos cierres repentinos y pérdidas incontables.

“Ya no sé qué decir. Solo sé que apenas recibo algún cliente. Antes de la pandemia facturábamos más de mil dólares diarios, ahora menos de 200”, señaló Baptiste.

No obstante, el hombre se siente muy afortunado porque el propietario del inmueble no le ha exigido el pago del alquiler.

“Pagué marzo y abril, pero desde entonces no he podio pagar más, y le agradezco mucho la comprensión”, subrayó.

En el interín Miami-Dade, el condado más poblado de Florida, reporta ahora 500 y tantos nuevos casos diarios. Una merma de más de 400% si tenemos en cuenta los más de 3.000 que se reportaban hace un mes.

Según el informe diario del alcalde condal, la tasa de pruebas y positivos de los últimos 14 días figura por debajo de 10% por quinto día, exactamente 8.81%.

Esto significa un mejoramiento significativo respecto a tres semanas atrás, cuando se reportó 20%, e incluso 28% cuando se incluían los casos reincidentes

De hecho, la tasa recomendada por el Centro para el Control de Enfermedades (CDC) para establecer la llamada “nueva normalidad” es menos de 10% con tendencia al 5% por 14 días.

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Las Más Leídas