PARÍS.- El presidente de Francia, Emmanuel Macron, describió como una "crisis internacional" el aumento de los incendios en la selva amazónica y anunció que los líderes del G7 discutirán el tema en la cumbre prevista para este fin de semana en Biarritz.

"Nuestra casa arde. Literalmente. La Amazonía, el pulmón de nuestro planeta y que produce el 20 por ciento de nuestro oxígeno está en llamas", advirtió Macron en un mensaje de Twitter en el que invitó a los líderes del G7 a "hablar de esta urgencia".

Te puede interesar

El ministro de Exteriores galo, Jean-Yves Le Drian, también expresó su preocupación en un comunicado en el que recordó el "papel determinante" que desempeñan los bosques tropicales en la lucha contra el cambio climático, de la que Francia es una de sus abanderadas.

En este sentido, advirtió que los fuegos que afectan principalmente a Brasil tienen una magnitud "inédita" y apuntó que estos incendios se han visto acentuados "por la deforestación y la conversión de zonas forestales en tierras agrícolas".

Bolsonaro critica la decisión de Macron el tema en la agenda del G7

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, criticó este jueves la decisión de su homólogo francés de incluir los incendios del Amazonas en la agenda de la cumbre del G7.

"El Gobierno brasileño permanece abierto al diálogo, basado en datos objetivos y respeto mutuo. La sugerencia del presidente francés de que los asuntos amazónicos se discutan en el G7 sin la participación de los países de la región evoca una mentalidad colonialista equivocada en el siglo XXI", señaló el mandatario brasileño a través de su cuenta en la red social Twitter.

Bolsonaro lamentó además que Macron trate de "instrumentalizar" una cuestión interna de Brasil y otros países del Amazonas para "obtener ganancias políticas personales".

Según el presidente de Brasil, los países que dan dinero para preservar la selva amazónica lo hacen para "interferir en nuestra soberanía" y no por caridad.

Además, Bolsonaro reconoció por primera vez que los agricultores podrían estar involucrados en los incendios que afectan a la región.

Horas antes, el presidente brasileño había negado haber culpado a las ONG ambientales de provocar los incendio forestales aunque admitió que el comentario se basaba en sus conjeturas o desconfianzas, al tiempo que aseguró que el Gobierno está investigando los fuegos que están devastando la selva del Amazonas.

En un discurso retransmitido por la red social Facebook, Bolsonaro admitió también que el Gobierno de Brasil carece de los recursos necesarios para luchar contra los incendios en la selva amazónica que este año registra un número récord de siniestros.

Según datos del Instituto de Investigación Espacial de Brasil (INPE) en lo que va de año los incendios han aumentado un 83 por ciento respecto al mismo periodo de 2018. En 2019 esta agencia estatal ha registrado 72.843 incendios, el número más alto desde que se alcanzó el anterior récord en 2013. Solo desde el pasado jueves, hace una semana, los satélites han contabilizado 9.500.

FUENTE: Con información de Europa Press

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que EEUU debe aceptar la migración de Bahamas que busca refugio luego del desastre ocasionado por el huracán Dorian?

Las Más Leídas