MIAMI.- Tras una larga jornada electoral, en la que unos y otros apelaron al voto de última hora para ganar, Israel se va a la cama sin saber quién ocupará el cargo de primer ministro.

De hecho, el actual primer ministro Benjamin Netanyahu y el oponente retador Beni Gantz reclaman la victoria por igual, luego de que las predicciones más serias dieran 60 escaños a cada uno en el parlamento.

Te puede interesar

La fórmula de las elecciones en Israel es diferente a la que se practica en Estados Unidos. Mientras la vida política en EEUU cuanta mayormente con dos grandes partidos políticos y la elección de funcionarios, los israelíes cuentan con más de 30 agrupaciones y votan por listas de aspirantes partidistas.

De esta manera, el partido político que más escaños gane en el Congreso israelí podría nombrar el presidente de Gobierno.

Para ello, la ley requiere al menos la mitad de los 120 escaños más uno. Y si no los tiene, uno o el otro debe pactar con grupos afines para sumar los votos necesarios.

Minutos antes de que los colegios electorales cerraran, Netanyahu, apeló al voto decisivo ante “el peligro que la izquierda gane las elecciones”.

Sin embargo, el llamado de última hora no fue suficiente y los candidatos de la coalición centrista Azul y Blanco, sus equipo de campaña y sus simpatizantes celebraban en las calles de Tel Aviv los resultados iniciales, que si bien no les da una clara ventaja los coloca al menos en posición de pelear al partido Likud que preside Netanyahu.

"Estamos muy felices con estos resultados. Es una victoria clara. Es muy difícil crear una coalición en Israel, pero estos resultados prueban que el país expresó muy claramente que no quiere a Benjamín Netanyahu", dijo a la agencia de noticias EFE un seguidor del movimiento centrista, Guy Levy, en medio del ambiente festivo de los simpatizantes en la sede establecida por el partido para la celebración.

A pesar del anunciado triunfo de la lista de Gantz, las encuestas dan como más probable la formación de un gobierno con Netanyahu, al calcular para el bloque de centro e izquierda entre 56 y 60 escaños y para la derecha entre 60 y 66.

Por ello, Netanyahu aseguró que "el bloque de la derecha" liderado por el Likud ha logrado "una victoria definitiva" y afirmó que empieza a trabajar hoy mismo en la formación de Gobierno.

FUENTE: REDACCIÓN / EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que hay condiciones para que se apruebe el TPS (Estatus de Protección Temporal) para los venezolanos que viven en EEUU?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas