lunes 23  de  enero 2023
GUERRA EN UCRANIA

Polonia confirma caída de misil ruso en su territorio, OTAN convoca a reunión

La OTAN convocó a una reunión de emergencia de embajadores aliados para examinar la caída del misil ruso en Polonia que dejó dos muertos

KIEV — Polonia informó el miércoles que un misil de fabricación rusa cayó en el este del país y causó la muerte de dos personas, en un desarrollo que representa la primera vez en el conflicto con Ucrania que las armas rusas impactan a una nación de la OTAN.

El gobierno polaco señaló en un comunicado que el ministro del Exterior Zbigniew Rau llamó al embajador ruso y “exigió explicaciones detalladas de inmediato”.

El portavoz del gobierno polaco Piotr Mueller dijo que se ordenó que algunas unidades militares estuvieran en alerta en lo que las autoridades obtenían más detalles.

La prensa polaca reportó que el proyectil impactó una zona donde se secaba grano en Przewodów, una localidad polaca cercana a la frontera con Ucrania.

El Ministerio de Defensa ruso negó estar detrás de “algún ataque contra objetivos cercanos a la frontera entre Ucrania y Polonia”, y dijo en un comunicado que las fotografías de los supuestos daños “no tienen nada que ver” con las armas rusas.

Rusia atacó el martes instalaciones energéticas de Ucrania con una intensa andanada de misiles, los cuales impactaron objetivos en todo el país y causaron apagones generalizados.

La vecina Moldavia también se vio afectada. Reportó apagones masivos luego de que los ataques derribaron una línea eléctrica clave que suministra a la pequeña nación, de acuerdo con un funcionario.

Los ataques dejaron sin electricidad a gran parte de Ucrania. En su discurso nocturno, el mandatario ucraniano Volodimir Zelenski dijo que "entre más tiempo Rusia se sienta impune, más amenazas habrá para todos los que estén al alcance de los misiles rusos”.

Rusia lanzó por lo menos 85 misiles, la mayoría de ellos contra instalaciones eléctricas del país, y causó apagones en muchas ciudades, afirmó Zelenski.

El ministro de Energía de Ucrania, Herman Haluschenko, dijo que el ataque fue el bombardeo “más grande" contra las instalaciones eléctricas en los cerca de nueve meses de invasión rusa, y que afectó tanto a los sistemas de generación como de distribución eléctrica.

Haluschenko afirmó que el ataque era “otro intento de venganza terrorista” luego de que el Kremlin sufrió reveses militares y diplomáticos. Acusó a Rusia de “tratar de causar el máximo daño a nuestro sistema energético en víspera del invierno”.

La red eléctrica ya había sido afectada por ataques anteriores que destruyeron alrededor del 40% de la infraestructura energética del país. Zelenski dijo que el número de ucranianos que carecían de electricidad bajó de 10 a 2 millones para la noche del martes.

El presidente ruso Vladimir Putin no ha comentado sobre la retirada de Jersón desde que sus soldados se replegaron ante una ofensiva ucraniana. Pero la impresionante magnitud de los ataques del martes habla por sí sola y deja entrever el enfado del Kremlin.

FUENTE: Con información de AP

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar