Cuando la mayoría de los regímenes comunistas cayeron, entre 1989 y 1991, el mundo creyó que ese sistema político había entrado en la fase de extinción, como antes le ocurrió a sus similares totalitarios, al fascismo y el nazismo.

Las experiencias horribles que dejó el comunismo en todos los países que lo padecieron, específicamente, ejecuciones masivas, cárceles repletas, control y represión social, además de pobreza y escasez generalizada, hacían impensable e inimaginable que alguna otra nación cometiera la torpeza política de abrirle “las puertas” al sistema comunista.

Te puede interesar

Pero ocurrió, y hoy los venezolanos están sufriendo esa experiencia terrible con cientos de muertos en protestas, arrestos arbitrarios, control y represión social, pobreza y escazes generalizada, además de la consecuencia natural: la emigración masiva.

Es necesario hacer un recuento de los errores de apreciación que cometieron los venezolanos. ¿Cuáles fueron sus principales errores?

  • Confiaron en lo que Hugo Chávez les decía que haría como presidente si votaban por él.
  • No les prestaron atención a los que tenían la experiencia de cómo se “enmascaran” los comunistas para atraer a los ingenuos a que voten por ellos, que les advertían que Chávez era comunista.
  • Presumían que “el pueblo” venezolano no permitiría nunca, por sus tradiciones, historia o poder militar, que alguien les impusiera un régimen comunista.
  • Creyeron que “el socialismo” no tiene nada qué ver con el comunismo o que votar por “la izquierda” no significa o implica abrirle las puertas al comunismo.

Realmente, hay muchos que confunden a los partidos socialdemócratas de Europa con el socialismo, sin comprender que el socialismo no es un partido político, sino un sistema político. El materialismo histórico define al socialismo como el sistema político que vendrá después del capitalismo y que precederá al comunismo. Esa es la certeza que inspira y sustenta a los ideólogos comunistas.

La misión del sistema socialista es deshacer, eliminar el sistema económico capitalista o de economía de libre mercado como el que tienen, por ejemplo, países como Colombia, y sustituirlo por una economía centralizada en la que el Estado se apropia, confisca (sin compensación) todos los medios de producción y servicios. En simples palabras, el Estado pasa a ser el único propietario. Así, todos los ciudadanos se convierten en empleados del Estado, que en lenguaje comunista significa “clase trabajadora”.

Por eso, es importante que los ciudadanos y pueblos democráticos conozcan lo que “los socialistas” harán una vez tomen el poder político.

  • Echar a un lado las promesas electorales que hayan hecho.
  • Tomar control absoluto de las fuerzas armadas y las agencias de inteligencia para imponer una forma de gobierno mediante la fuerza.
  • Eliminar la independencia de los poderes del Estado, sujetando los poderes judicial y legislativo al poder ejecutivo.
  • Suprimir todos los jueces, fiscales y nombrar a otros que cumplan con las órdenes del Ejecutivo.
  • Tomar control del sistema y autoridades electorales.
  • Modificar la Constitución para “legalizar” su perpetuidad en el poder.

Con esas acciones de gobierno, adquieren las garantías para confiscar todos los medios de producción y servicios. También los bancos, negocios grandes y pequeños, y de tal manera convierten a todos los ciudadanos en empleados del Estado. Por lo tanto, dependientes del Estado.

Posteriormente, vendrían otras acciones como control de la educación y de los servicios de atención médica, con lo que incrementarán la dependencia ciudadana hasta convertirlos en “objetos” que el Estado maneja a su antojo. Y, si alguno se rebela, el poder armado del Estado opta por aplastarlo.

La confiscación de todos los medios de difusión y prensa acallan cualquier descontento o protesta, a la vez que comienza la propaganda oficial que presentará al país como un paraíso no importa el nivel de escasez, pobreza y represión que exista. Nada de eso se informará.

Esta es, a grandes rasgos, “la crónica de un desastre anunciado” para quienes voten por los que tienen en sus intenciones ocultas hacer todo lo anterior, y no tendrán derecho a quejarse después como les ocurre a miles de venezolanos hoy, que maldicen su torpeza de no escuchar a quienes habían vivido una experiencia igual.

...

Fundadora Movimiento

Mujeres Exitosas Latam.

Abogada, DDHH

@paolaonzagaabogada

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario