La semana pasada tuvimos el privilegio de viajar a la ciudad de Nueva York para participar en el lanzamiento de uno de los automóviles más deseados del mundo: el sedán Mercedes-Benz de la Clase S. El evento, que nos permitió disfrutar de toda la gama de modelos, nos llevó por las calles y avenidas de Manhattan, y por las carreteras de tres estados, Nueva York, Connecticut y Nueva Jersey, a bordo de seis modelos de las tres categorías, S, AMG y Maybach.

Obviamente, es emocionante el espíritu deportivo de los modelos AMG, el S63 de ocho cilindros y el S65 de doce, así como la sofisticación y refinada elegancia de los modelos Maybach, con las mismas motorizaciones. Pero al final acabamos decidiéndonos por el más modesto de los modelos S, que son dos también, el S560, con motor V8, biturbo, de 4.0 litros, y el S450, con motor V6 de 3.0 litros, que entrega 362 caballos de potencia y 369 libras pie de torsión, y que puede acelerar de 0 a 60 millas por hora en 5.4 segundos, con un rendimiento de 18 millas por galón en la ciudad y 28 en la autopista. La transmisión es 9G-TRONIC, automática de nueve velocidades. La tracción estándar es trasera y la integral 4-MATIC es opcional.

El Mercedes-Benz S450 del 2018 trae como novedades para este año las luces delanteras y traseras completamente renovadas, al igual que las entradas de aire del motor, que son más discretas en los modelos S y lucen mucho más agresivas en los modelos AMG. El volante ha sido completamente renovado, y ahora trae los comandos del sistema de control de velocidad en el timón, y ya no más en una palanca independiente, tradicional en los vehículos Mercedes, al lado de las luces direccionales. La pantalla central, de los sistemas de infoentretenimiento y navegación luce imponente. El tablero de instrumentos, que es completamente digital, tiene toda una gama de opciones de configuración personalizada. También cuenta con proyección de lectura del tablero en el vidrio del parabrisas, de manera que el conductor puede recibir la información que le interesa, sin quitar la vista del camino.

Con los sistemas de manejo inteligente que equipan el nuevo Mercedes-Benz S450 del 2018, el fabricante alemán se acerca cada vez más al vehículo autónomo. El sistema DISTRONIC, por ejemplo, apoya al conductor cuando se acerca, no solamente al vehículo que va adelante, sino también a barreras, curvas, intersecciones y rotondas de tráfico, reduciendo la velocidad y acelerando de nuevo cuando el evento ha sido superado. También trae el sistema de apoyo para cambiar de carril, que se activa cuando el conductor enciende las luces direccionales manifestando su intención de pasar a otra senda. Las cámaras y sensores del vehículo verifican si es seguro hacerlo y entonces proceden automáticamente

Por destacar también, el sistema de comandos de voz, que permite comandar funciones tales como la climatización, la calefacción de las sillas, el sistema de masajes en los asientos del conductor y el pasajero y la iluminación ambiental, con 64 colores diferentes.

El precio básico del Mercedes-Benz S450 comienza en los $89,900 y puede llegar hasta los $141,845 del modelo que manejamos, regiamente equipado y con tracción integral 4-MATIC.

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario