Un hotel en Japón se prestó para hacer toda una genialidad tecnológica, lograr que los objetos se muevan y se "aparquen" cual carros un estacionamiento.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario