MANAGUA.- Estados Unidos pidió a la dictadura de Nicaragua la liberación incondicional de todos los manifestantes que se encuentran detenidos por protestar contra Daniel Ortega, en el marco de la crisis que estalló hace un año, entre ellos a los periodistas Miguel Mora y Lucía Pineda Ubau.

"Llamamos a Ortega a que libere incondicionalmente a todas las personas detenidas en el contexto de las protestas", dijo a periodistas un diplomático de alto nivel del Gobierno de Estados Unidos, que pidió el anonimato.

Te puede interesar

El régimen nicaragüense se comprometió en una negociación que mantiene con la opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia a liberar de forma definitiva a los manifestantes antigubernamentales en un plazo no mayor de 90 días, a partir del 20 de marzo pasado.

Para hacerlo efectivo, las partes acordaron invitar hace tres semanas al Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) para apoyar la liberación de los considerados presos políticos por la oposición.

Desde el 27 de febrero pasado, cuando comenzó la negociación que se encuentra suspendida desde el pasado 3 de abril, el régimen ha excarcelado de forma unilateral y gradual a 248 manifestantes opositores, a quienes les ha cambiado el régimen de convivencia.

En un comunicado, el Ministerio de Gobernación de Nicaragua informó que excarceló este martes a 36 manifestantes entre un grupo de 636 reos que pasarán a régimen de convivencia familiar u otras medidas cautelares.

El diplomático estadounidense abogó por la liberación de los periodistas Mora y Pineda Ubau, director y jefa de prensa del canal 100% Noticias, respectivamente, y porque la libertad de prensa y la libertad de expresión, "que son dos pilares fundamentales en todo país democrático", sean restaurados en Nicaragua.

"Condenamos la forma en que este derecho fundamental ha sido criminalizado por el Gobierno y exigimos la libertad de los periodistas Miguel Mora y Lucía Pineda, encarcelados por el hecho de informar", señaló.

Asimismo, el diplomático instó para que se "avance rápidamente hacia un acuerdo para la realización de reformas electorales y elecciones libres, transparentes y adelantadas" en Nicaragua, como exigen diversos sectores, incluido la Secretaría General de la Organización de Estados Americanos (OEA).

La Alianza Cívica ha dicho que el tema de elecciones anticipadas es indispensable para superar la crisis sociopolítica del país.

Asimismo, el funcionario dijo que su Gobierno se solidariza con el pueblo de Nicaragua al cumplirse un año de la crisis sociopolítica y que "apoya sus esfuerzos por lograr un cambio democrático y la restauración inmediata del respeto por los derechos humanos y civiles del pueblo nicaragüense".

El régimen de Nicaragua y la Alianza Cívica concluyeron el 3 de abril la mesa de negociación sin acuerdos en temas de justicia y democratización, aunque dejaron la puerta abierta para seguir las conversaciones.

La Secretaría General de la OEA y el nuncio apostólico en Nicaragua, Waldemar Stanislaw Sommertag, son los testigos y acompañantes de esa negociación, que se mantiene a nivel informal.

Nicaragua atraviesa una grave crisis que ha dejado 325 muertos desde abril de 2018, de acuerdo con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), aunque algunos grupos elevan a 568 las víctimas mortales, mientras que el régimen solo reconoce 199 y denuncia un intento de golpe de Estado.

FUENTE: Con información de EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario