WASHINGTON.- El Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) se reunirá el viernes para abordar lo que el presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, ha calificado como un "golpe al Parlamento" tras la detención de su vicepresidente, Édgar Zambrano, y las acciones judiciales contra otros diez diputados.

El propio Guaidó ha anunciado en una rueda de prensa celebrada este jueves en Caracas que su embajador en la OEA ha solicitado al Consejo Permanente "que convoque de inmediato una sesión para discutir el nuevo golpe al Parlamento venezolano".

Te puede interesar

Poco después, la OEA ha informado en un comunicado de que el Consejo Permanente se reunirá en "sesión extraordinaria" el viernes a las 15:00 (hora local) en su sede de Washington para abordar "el allanamiento de la inmunidad parlamentaria de diputados de la Asamblea Nacional de la República Bolivariana de Venezuela".

"El brazo de persecución del régimen de Venezuela pretende por vías ilegales allanar las inmunidades parlamentarias", ha reaccionado horas antes en Twitter el secretario general de la OEA, Luis Almagro, una de las voces más contundentes contra el régimen de Nicolás Maduro.

Zambrano fue detenido el miércoles por la noche (hora local) por agentes del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN) acusado de los delitos de rebelión y traición por los sucesos del 30 de abril. El SEBIN se lo tuvo que llevar con una grúa porque se negó a salir del coche.

Otros diez diputados opositores han sido señalados por la Justicia oficialista venezolana en los últimos días y siete de ellos se han visto despojados de su inmunidad parlamentaria, por lo que podrían ser detenidos en cualquier momento para ser procesados por los mismos delitos que Zambrano.

Mariela Magallanes y Richard Blanco, dos de estos diputados, se han refugiado en calidad de "huéspedes" en las embajadas de Italia y Argentina, respectivamente, para evitar ser detenidos. Por su parte, el destacado opositor Leopoldo López, continúa en la Embajada de España, donde se refugió el 30 de abril bajo el mismo estatus.

Guaidó y López, que ese día fue liberado por sus custodios del arresto domiciliario, anunciaron el 30 de abril el inicio de la "Operación Libertad" para deponer al régimen de Nicolás Maduro, asegurando que contaban con el apoyo de "un grupo importante" de militares.

Sin embargo, la cúpula militar ratificó su lealtad a Maduro, por lo que el mandatario bolivariano dio por derrotada la operación opositora y amenazó con acciones judiciales a los implicados en ella.

FUENTE: Con información de EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

En este regreso a clases en el sur de Florida, ¿cree que las autoridades han tomado las medidas necesarias para garantizar la seguridad en las escuelas?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas