sábado 21  de  enero 2023
VENEZUELA

Maduro "exige" a EEUU levantar por completo las sanciones

El anuncio se produjo después de que el régimen de Nicolás Maduro y la oposición firmaran un acuerdo para gestionar la liberación de 3.000 millones de dólares

CARACAS.- El dictador de Venezuela, Nicolás Maduro, celebró este miércoles como un paso en la "dirección correcta" la autorización de Estados Unidos al gigante energético Chevron para operar en el país caribeño, pero pidió levantar por completo las sanciones financieras que le han sido impuestas por Washington por violaciones a los derechos humanos y corrupción.

Las licencias que el gobierno estadounidense ha dado a Chevron y otras empresas "sin lugar a dudas van a la dirección correcta, aunque no son suficientes para lo que exige Venezuela, que es el levantamiento completo de todas las medidas coercitivas unilaterales sobre la industria petrolera", expresó Maduro en una rueda de prensa.

Sin embargo, fue el propio Chávez quien preparó el escenario que permitió la corrupción en Petróleos de Venezuela (PDVSA) con maniobras claves a inicios de su primer gobierno: una de ellas fue dejar que solo Ramírez dirigiera y supervisara la estatal y, al mismo tiempo, el Ministerio de Petróleo; otra fue negarse a seguir reportando las cifras de la petrolera a la Securities and Exchange Commission de Estados Unidos, así lo precisa un informe de la ONG Transparencia Venezuela.

Alegando soberanía, Chávez apagó las luces y convirtió a la petrolera estatal en el sostén de la llamada "revolución bolivariana" y de la filosofía que eso conlleva. PDVSA pasó a moverse en lo oscuro y al poco tiempo las irregularidades empezaron a surgir.

A través de PDVSA, Chávez financió el llamado proyecto bolivariano destinando millonarios fondos a movimientos políticos de izquierda y elecciones en países para el avance del llamado socialismo del siglo XXI.

Una decena de pozos con tuberías oxidadas, piezas desprendidas y escaleras desvencijadas que no conducen a ninguna parte: es todo lo que queda en uno de los campos petroleros que durante décadas hizo de Venezuela uno de los países más ricos del continente.

PDVSA no debe recibir ingresos directos de Chevron

Chevron fue autorizado el sábado a retomar sus actividades en las empresas conjuntas que tiene con PDVSA, aunque deberá asegurarse, según el Departamento del Tesoro, de que la estatal no reciba ingresos directamente por las ventas de la compañía estadounidense.

El anuncio se produjo después de que el régimen de Maduro y la oposición firmaron un acuerdo para gestionar la liberación de 3.000 millones de dólares de Venezuela bloqueados en el extranjero por sanciones, a fin de destinarlos a proyectos sociales.

"La idea de sacar a Venezuela del circuito económico del mundo fue una mala idea, extremista idea de Donald Trump, y la están pagando porque Venezuela forma parte de la ecuación energética mundial", manifestó Maduro. "Duélale a quien le duela, tenemos que estar allí, somos una gran potencia petrolera y vamos a ser una potencia gasífera".

Aunque formalmente mantiene la línea de la administración de Trump de desconocer a Maduro por cuestionamientos a su fraudulenta reelección en 2018, el gobierno de Joe Biden ha establecido contactos con el dictador socialista, en medio de la crisis energética provocada por la invasión rusa a Ucrania.

Biden envió a Caracas una delegación en marzo.

Maduro dijo esperar que la liberación de recursos por el acuerdo suscrito con la oposición sea inmediata.

"Aspiramos a que esto sea inmediato, y ya, ahora, en diciembre, se liberen los más de 3.000 millones de dólares", manifestó. "Aspiramos a que no se dilate, no se retarde, por ninguna razón, el cumplimiento de este acuerdo".

"Elecciones libres de sanciones"

Todavía no hay acuerdos en torno a las próximas elecciones presidenciales, previstas en 2024, con la exigencia de condiciones adecuadas como principal demanda de la oposición en la mesa de negociaciones.

Estados Unidos, la Unión Europea, Reino Unido y Canadá celebraron en un comunicado conjunto, el sábado, la reanudación formal del diálogo y pidieron "buena voluntad para alcanzar un acuerdo global que conduzca a la celebración de elecciones libres y justas en 2024". Expresaron también "disposición" a revisar sanciones "en caso de progresos sustanciales".

"Nosotros queremos unas elecciones libres de sanciones", respondió este miércoles Maduro.

"¿Elecciones libres quieren? ¿Justas y transparentes? Elecciones libres de sanciones, libres de medidas coercitivas unilaterales, que las quiten todas, que se las lleven todas para ir a unas elecciones frescas, bonitas", agregó el gobernante venezolano.

Estados Unidos y medio centenar de países reconocieron en 2019 al dirigente opositor Juan Guaidó como "presidente encargado" de Venezuela, después de que los principales partidos políticos de la oposición denunciaran un "fraude" en los comicios presidenciales del año anterior.

Citgo sin "polvo y paja"

Maduro pidió este miércoles que Estados Unidos le devuelva a su gobierno el control de Citgo, filial de PDVSA en ese país, otorgado a Guaidó en 2019.

"Citgo es propiedad de Venezuela y es uno de los elementos vitales para seguir avanzando en las negociaciones que Citgo se le regrese a Venezuela completamente, libre de polvo y de paja", comentó el heredero del fallecido expresidente Hugo Chávez (1999-2013).

Maduro declaró que ello debe incluir los "dividendos" que ha dado la compañía desde que se le entregó a la estructura de Guaidó, que estima llegaron a 4.000 millones de dólares.

FUENTE: Con información de AFP

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar