El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos ha pedido este viernes protección "urgente" para las comunidades indígenas en Colombia, después de una nueva matanza en el departamento de Cauca que eleva por encima del medio centenar el número de asesinatos registrados este año en el territorio nasa.

La oficina de Michelle Bachelet ha condenado el ataque del 29 de octubre contra un grupo de indígenas que intentaba impedir la entrada de bandas criminales en su territorio --murieron cinco personas y otras seis resultaron heridos-- y ha alertado de que, en lo que va de año, en la zona ha habido 52 asesinatos. Además, 74 miembros de esta comunidad han recibido amenazas de muerte y nueve han sufrido algún ataque físico.

Te puede interesar

De los 52 fallecimientos, once de ellos corresponden a defensores de los Derechos Humanos, según los datos. La oficina del Alto Comisionado en Colombia, que precisamente esta semana ha llegado a un acuerdo para prorrogar su trabajo tres años más, tiene constancia de al menos 106 asesinatos de activistas desde el 1 de enero.

De hecho, entre las víctimas del último ataque, ocurrido en Tacueyó, figura Cristina Bautista, una eminencia local que colaboró con Naciones Unidas y que recibió este mismo año una ayuda el fondo de la ONU para pueblos indígenas.

Una portavoz de la jefatura de Derechos Humanos de la ONU, Marta Hurtado, ha subrayado "una vez más" la "urgente necesidad" de adoptar medidas de prevención y protección para evitar que los indígenas sean un objetivo. En este sentido, ha pedido a las autoridades una investigación de lo ocurrido el 29 de octubre y que dichas pesquisas analicen los "posibles fallos" que se hayan podido cometer "para permitir que ocurriese esta masacre".

"También instamos a las autoridades a romper el círculo de impunidad sobre amenazas, acosos y asesinatos contra los pueblos indígenas", según Hurtado, quien ha matizado que los avances en favor de estas comunidades vulnerables no llegarán simplemente "con una mayor presencia militar".

España condena el ataque que mató a cinco indígenas

El Gobierno de España ha manifestado su firme condena por el atentado disidentes de las FARC que acabó el 29 de octubre con la vida de cinco miembros de la comunidad indígena nasa en el departamento del Cauca, en el sur de Colombia.

"El Gobierno de España condena firmemente el atentado perpetrado por disidencias de las FARC en Tacueyó (Cauca) el pasado 29 de octubre, que costó la vida a autoridades, comuneros e integrantes de la guardia indígena nasa, entre ellos la gobernadora Cristina Bautista y los guardias indígenas José Gerardo Soto, James Wilfredo Soto, Eliodoro Uniscue y Asdrúbal Cayapu", ha explicado en un comunicado el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación.

El departamento que dirige Josep Borell ha confiado en la "pronta recuperación" de las seis personas que resultaron heridas en el ataque de los disidentes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

"Además de expresar su solidaridad con las víctimas y con el pueblo nasa, el Gobierno de España alienta al Gobierno de Colombia a redoblar todos los esfuerzos necesarios para una eficaz protección de las comunidades indígenas de manera que se garanticen sus derechos a la vida, la integridad física y los derechos de los pueblos indígenas", ha señalado el Ministerio español de Asuntos Exteriores.

Por último, ha dejado claro que "España apoyará siempre al Gobierno de Colombia en sus esfuerzos para luchar contra el flagelo del narcotráfico y contra la violencia de los grupos armados ilegales".

FUENTE: EUROPA PRESS

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con la visita de Estado de los reyes de España a Cuba?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas