MIAMI.- Haber revelado la entramada red de influencias económicas y políticas en la contratación para la compra y distribución de las cajas de alimentos en Venezuela, conocidas como CLAP, se convirtió en el motivo por el que cuatro periodistas salieron del país amenazados y demandados penalmente.

Este grupo, perteneciente al portal Armando Info, ha publicado dos investigaciones sobre las conexiones entre el propio mandatario de Venezuela Nicolás Maduro, la exsenadora colombiana Piedad Córdoba y un empresario colombiano de nombre Alex Nain Saab Moran, conocido en el continente por mantener negocios en Ecuador, Miami y Colombia.

El jefe de información del portal venezolano, Joseph Poliszuk, y el periodista de investigación Roberto Deniz, visitaron la sede de DIARIO LAS AMÉRICAS y explicaron el por qué de su salida del territorio venezolano tras la publicación del segundo reportaje sobre los Comité Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), en el que señalan los importantes contratos que consiguió el empresario colombiano para manejar sumas millonarias por la distribución de alimentos en Venezuela.

"Nosotros logramos demostrar la vinculación de Alex Saab con una empresa llamada Group Grand Límited, que a su vez se ha convertido en una las grandes proveedoras de las cajas de alimentos para los CLAP", refiere Deniz y asegura que esta empresa "es una sociedad registrada inicialmente en Hong Kong, y también en México. Es la misma que mencionó la exfiscal venezolana Luisa Ortega Díaz cuando señaló que una compañia en México tenía vínculos con el presidente de Nicolás Maduro".

Indica que uno de los hallazgos del reportaje fue probar cómo este empresario Alex Saab, conocido en Venezuela por tener relaciones en el Fondo Global de Construcción, estaba vinculado a ese grupo. “Nosotros lo que vimos es que uno de los beneficiarios de esta empresa es uno de los hijos de él. Pero además, la dirección que colocaron en el registro de Hong Kong, es la dirección que termina remitiendo a la oficina del Fondo Global de la Construcción en Caracas”, puntualiza.

En su investigación determinaron que la empresa de Saab es la que más cajas CLAP ha despachado en Venezuela utilizando el mismo esquema de comprar la mercancía en grandes cantidades en México y revenderla al régimen de Maduro.

Para ambos periodistas, la denuncia hecha en agosto pasado por la exfiscal Ortega Díaz colocó en el tapete los nombres de los empresarios que ellos ya habían investigado, por lo que se generó el segundo reportaje sobre el que agregaron información adicional.

"Semanas después llegó la notificación, la boleta de una demanda a título personal. Es decir, una demanda penal y está dirigida a mí como autor de los reportajes. A Joseph Poliszuk, a Alfredo Meza y a Ewald Scharfenberg, como corresponsables y editores de Armando Info", indicó Deniz.

Señala que a pesar de que no existen pruebas concretas de una vinculación entre estos empresarios y el presidente Nicolás Maduro, el señalamiento hecho por la exfiscal Ortega Díaz ratificó la cercanía de Alex Saab con lo más alto del Gobierno de Venezuela. Otras investigaciones han demostrado que Maduro tiene vínculos cercanos con la exsenadora colombiana Piedad Córdoba, amiga personal del fallecido expresidente Hugo Chávez.

Estos periodistas venezolanos aseguran que los contratos del Group Grand Límited por las cajas CLAP ascienden a más de 200 millones de dólares. “Aquí más allá de saber las conexiones, hay que destacar que pocos empresarios han tenido acceso a contratos tan jugosos para comercializar con los programa de alimentos subsidiados por el Gobierno. No es nada personal, hemos seguido la pista del dinero y de las CLAP y hemos encontrado a este señor. No ha habido ninguna intención de malponer a nadie. Todo lo contrario. Es la noticia de Venezuela, de los programas de alimentos subsidiados en un país que se está pasando hambre”, afirma Joseph Poliszuk.

Recalca que están conscientes de que su trabajo ha incomodado a muchos, incluso a sectores de la oposición, como ocurrió durante la investigación del caso Odebrecht. “Nosotros ni los conocíamos. Ha sido una casualidad toparnos con ellos. Pero este caso ha molestado mucho. Y no cabe duda de que hay mucho más que investigar dado que justo el día de la publicación de estos reportajes recibimos amenazas desde una cuenta anónima en Twitter y después vino la demanda.

"Esas amenazas tenían detalles que nos hacen pensar que podrían venir de Colombia. En Colombia han molestado estos trabajos”, sentenció.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cómo califica la respuesta de la comunidad internacional ante las elecciones ilegítimas en Venezuela?

Positiva y contundente
Insuficiente
Aún es temprano para calificarla
ver resultados

Las Más Leídas